El Rey dice no estar nervioso por la proximidad del enlace de su hijo, aunque espera que pase cuanto antes

Madrid. Agencias
Actualizado:

El Rey aseguró hoy en el Congreso de los Diputados que no está nervioso por la proximidad de la fecha de la boda de su hijo, el Príncipe de Asturias, con Letizia Ortiz, aunque admitió que espera que el evento pase cuanto antes.

Don Juan Carlos respondía así a varios periodistas con los que departió, de manera informal, durante la recepción que prosiguió a la Apertura Solemne de la VIII Legislatura, y que le preguntaron por esta cuestión.

La boda de su hijo, el heredero de la Corona, centró buena parte de los comentarios que se produjeron en el aperitivo ofrecido en el

Congreso tras la sesión de hoy, habida cuenta de que falta justo un mes para que tenga lugar el enlace.

Los distintos miembros de la Familia Real estuvieron conversando de forma distendida con los ministros del nuevo Gobierno socialista así como con diputados, senadores, periodistas y autoridades. El jefe del Estado dedicó buena parte de su tiempo a hablar con el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos.

Por su parte, la Reina conversó largo rato con senadores de la Entesa Catalana de Progrès, incluyendo a su portavoz y dirigente de ERC, Carles Bonet. El Príncipe permaneció acompañado durante toda la recepción de su prometida, la periodista Letizia Ortiz, que fue saludada por varios profesionales de televisión que habían compartido con ella años de trabajo.

La infanta Cristina intercambió impresiones con el presidente del Gobierno e hizo gala de su conocimiento del catalán con algunos dirigentes políticos de esta comunidad. Mientras, Doña Elena cruzó comentarios con Luisa Fernanda Rudi y Margarita Mariscal de Gante, que en la pasada legislatura formaron parte de la mesa del Congreso. Igualmente, el Duque de Lugo mantuvo una larga conversación con la ministra de Cultura, Carmen Calvo.