Un diccionario en la web del Gobierno vasco define el aislamiento como castigo a los presos de ETA

El libro de consulta expone como ejemplo de soberanía la siguiente expresión: «Nuestro pueblo, en democracia, conseguirá la soberanía»

ABC/
Actualizado:

MADRID. «El aislamiento es un castigo añadido a los presos, sas políticos vascos». No es una frase del mundo de ETA, sino la única manera que ofrece un diccionario recogido en la página web del Gobierno vasco para ilustrar la forma correcta de utilizar la palabra «aislamiento».

Pero «aislamiento» no es el único vocablo que tiene una singular definición en el «Diccionario 3000» al que, como enlace, da cobijo la página del Departamento de Cultura -su titular en funciones es Miren Azkarate-, dentro de la web del Ejecutivo de Juan José Ibarretxe.

Otra de las definiciones «estrella» que recoge este diccionario es la de «soberanía». De esta palabra ofrece hasta cuatro acepciones y pone como ejemplo de su correcto uso la siguiente frase: «Nuestro pueblo, en democracia, conseguirá su soberanía».

También se incluye el concepto de «españolada». Junto a su traducción al euskera, el libro de consulta no encuentra mejor manera de definir este término que con un: «¡Cuántas españoladas tenemos que aguantar!». En el amplio rosario de definiciones «sui generis» se encuentra también la de autodeterminación. Para orientar sobre su uso, el libro recoge como única expresión que «La autodeterminación es un derecho democrático», sin hacer ningún otro tipo de precisión.

El «Diccionario 3000», que incluye el Gobierno vasco en su página web, recoge también la palabra policía. Cuatro son los cuerpos que cita -judicial, municipal, urbana, y autonómica vasca-, pero no así al Cuerpo Nacional de Policía, fuerza de seguridad del Estado que también está desplegada en el País Vasco. Aunque ignora la existencia del CNP, el diccionario sí menciona el término «perro policía».

«Persona armada» es la manera que tiene este diccionario de definir a la Guardia Civil y es el único cuerpo de seguridad al que incluye dentro de este significado.

Según este libro de consulta, «euskaldun» es el nativo del País de Vasco, cuando en otro apartado identifica a «euskaldun» como la persona que «habla euskera». De ello se desprende que sólo otorga la condición de vasco al que habla euskera. Asimismo, hace referencia a «la cualidad de ser vasco», como si fuera un hecho meritorio.

Además de traducir del castellano al euskera, el «Diccionario 3000» también ofrece la posibilidad inversa. Así, el buscador convierte la palabra «abertzale» en la de «patriota». Pero no conforme con este hallazgo, aporta otro: «Luchador/ra por la independencia». Este es un término del que se han apropiado tanto Batasuna como ETA para erigirse como únicos defensores del pueblo vasco.

Consciente del desprestigio en el que ha caído el concepto de «maketo» -muy utilizado en su doctrina por el fundador del Partido Nacionalista Vasco, Sabino Arana-, el autor del diccionario lo define ahora como «término de origen oscuro también por tierras de Santander para designar a sus vecinos castellanos (insulto)». Este «insulto» lo aplicaba Sabino Arana a los «españoles» con la intención de desprestigiarlos.

Otra definición sorprendente es la que hace del término terrorista. «Para los franceses, los luchadores partidarios de la independencia de Argeria (sic); para el pueblo, unos héroes». No añade ninguna otra acepción.

La versión de internet del «Diccionario 3000», que aparece en la página web del Gobierno vasco, fue creada en 1996 y fue actualizada en 2001. La parte correspondiente a la lengua vasca se ha confeccionado siguiendo las directrices de la Academia de la Lengua Vasca.