El diario sobre la «conquista de Navarra» que divulga la izquierda abertzale
Ejemplar de «Navarra 1512» distribuido ayer a los parlamentarios navarros - abc

El diario sobre la «conquista de Navarra» que divulga la izquierda abertzale

Reparten a los parlamentarios forales ejemplares de una publicación que destaca la «brutalidad» de hace 500 años

pamplona/madrid Actualizado:

Los diputados navarros se vieron ayer abordados a su llegada al Parlamento foral por miembros de la iniciativa «1512-2012 Nafarroa Bizirik», que les repartieron ejemplares del diario que han editado para divulgar su versión histórica de la «conquista de Navarra».

Algunos parlamentarios recogieron la publicación titulada «Navarra 1512, sigue viva 2012» y otros rehusaron de hacerlo, argumentando que ya lo tenían, puesto que ayer ya se buzoneó en Pamplona. El gesto no sorprendió a los parlamentarios, inmersos como el resto de los navarros en los últimos meses en una lluvia continua de referencias históricas por el V Centenario de la anexión del Reino de Navarra a Castilla.

Los promotores de la iniciativa aseguran que el periódico, del que se han editado 300.000 ejemplares, ha sido financiado mediante la aportación popular. Con esta campaña pretenden contrarrestar la «montaña de libros de textos y publicaciones que han tratado de hacer creer que Navarra se incorporó voluntariamente a Castilla y que esa unión ha sido beneficiosa para nuestro pueblo», según señalan los miembros de este colectivo en su web.

En una información de portada sin firmar titulada «Tras 500 años de invierno, el árbol germina de nuevo», como la obra del artista vasco Néstor Basterretxea, aseguran que «el proceso de colonización impulsado por los conquistadores no ha conseguido borrar del todo la conciencia nacional de los navarros y navarras, que en los inicios del siglo XXI vive un nuevo despertar».

En un reportaje interno, de nuevo sin firma, recogen las «Siete cosas que no nos contaron en la escuela», entre las que aseguran que «la conquista de Navarra fue especialmente cruenta», «Pamplona fue sometida con terribles amenazas» o «Navarra rechazó la conquista». El tema se ilustra con una versión del Guernica, obra de José Luis Zumeta.

«No se trata de un periódico especializado en historia, sino de una publicación de carácter divulgativo que pretende impulsar la reflexión sobre el pasado y presente de nuestra tierra», aseguran desde el colectivo, que insta a quienes quieran profundizar a recurrir a los «buenos libros» que se han publicado por parte de «una hornada de historiadores e historiadoras comprometidos con Navarra».

Malestar en UPN y PP

Las críticas por esta iniciativa no se ha hecho esperar y UPN ha criticado “la manipulación que hace la izquierda abertzale” a través de la plataforma que promueve esta publicación. Ha criticado que “esta actuación forma parte de un proyecto totalitario basado en la justificación de la violencia y en el uso de la propaganda”.

Para los regionalistas, las acciones que Batasuna está poniendo en marcha a través de la plataforma “1512-2012 Nafarroa Bizirik” buscan “dividir y enfrentar a los navarros, sembrar odio y justificar la violencia y el terror que tanto la propia formación como ETA han implantado en Navarra en los últimos 50 años”.

“El objetivo de esta campaña es el de avanzar en su proyecto de anexión de Navarra a la Comunidad Autónoma Vasca, un proyecto rechazado por la inmensa mayoría de los ciudadanos de Navarra”, han destacado desde la formación regionalista a través de un comunicado.

También desde el PP de Navarra han mostrado su malestar. «Desde el Partido Popular de Navarra llevamos ya tiempo denunciando la manipulación de la Historia con fines políticos e ideológicos que Bildu y todo el entorno de la izquierda abertzale están haciendo. Este periódico publicado ahora por Nafarroa Bizirik no es más que la confrmación de esta estrategia que ha provocado ya tres comparecencias en el Parlamento de Navarra con el único propósito de falsear la realidad de los hechos ocurridos en 1512».

El PPN defiende «con rotundidad que la Historia la estudian y analizan los historiadores, y no los políticos, y mucho menos con esta visión sesgada y manipulada que nos quieren obligar a aceptar desde la izquierda abertzale»