Los Mossos inspeccionan el vehículo donde se ha arrestado a dos presuntos terroristas / REUTERS
Los Mossos inspeccionan el vehículo donde se ha arrestado a dos presuntos terroristas / REUTERS

Detenidos dos presuntos etarras en Gerona

Eran compañeros de comando de Ibai Beobide y han sido interceptados cerca de la frontera con Francia

ABC.es /AGENCIAS| BARCELONA /GERONA
Actualizado:

Las Fuerzas de Seguridad han detenido hoy a dos presuntos etarras en Camprodon (Gerona), cerca de la frontera con Francia. Los dos formaban parte del mismo comando que Ibai Beobide Arza, arrestado el pasado sábado en Guipúzcoa cuando circulaba en bicicleta, según han señalado a ABC fuentes de la investigación. Esta detención se produce después de que ayer la Policía Nacional arrestara en la estación de trenes de Portbou, también en Gerona, al presunto etarra Faustino Marcos con un revólver, documentación falsa, cerca de 6.000 euros y numeroso material informático. Entre el material incautado se halla un ordenador portátil, cinco lápices USB, dos discos duros externos, varios Cd's y DVD's. Los dos presuntos etarras detenidos hoy por los Mossos d'Esquadra en Camprodon (Girona), Adur Arístegui y Jon Rosales Palenzuela, iban en una furgoneta y no llevaban ni armas ni explosivos, según informaron a Ep fuentes de la lucha antiterrorista.

Los dos, con antecedentes por kale borroka y colaborar con ETA, eludieron con anterioridad la cárcel pagando sendas fianzas. Fueron detenidos por un control rutinario de la policía catalana en un paso transfronterizo cuando iban a salir de España.

Antecedentes

Ambas detenciones se producen después de que ayer la Policía Nacional arrestara en la estación de trenes de Portbou, también en Girona, al presunto etarra Faustino Marcos con un revólver, documentación falsa, cerca de 6. 000 euros y numeroso material informático. Entre el material incautado se hallaba un ordenador portátil, cinco lápices USB, dos discos duros externos, varios Cd's y DVD's.

El etarra Adur Arístegui, detenido hoy, nació en Bergara (Guipúzcoa) y fue detenido por primera vez en Elorrio (Vizcaya) el 22 de julio de 2008 dentro de la operación contra el 'comando Vizcaya' de ETA. Quedó en libertad bajo fianza de 12. 000 euros, impuesta por el juez Baltasar Garzón. Según el auto hecho público en aquel momento, mantenía contacto vía e-mail con otro de los detenidos, Iñigo Gutiérrez. Asimismo, acudió a un encuentro en Ezcaray con Iñigo Gutiérrez y con el jefe del comando Arkaitz Goikoetxea. También se le vincularon con otros dos arrestados, Gaikza Jareño y Libe Aguirre Mazaga.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón le procesó el 14 de enero de 2010 junto a otros 12 etarras, incluidos los jefes militares Garikoitz Azpiazu, alias 'Txeroki' y su sucesores Aitzol Iriondo y Jurden Martitegui. Estaban acusados de cometer una decena de actos delictivos entre los que se encuentra el intento de asesinato del magistrado Fernando Grande-Marlaska y el secuestro del concejal del PSE en Eibar Benjamín Atutxa.

El otro arrestado, Jon Rosales Palanzuela, se entregó voluntariamente el 22 de noviembre 2007 en la Audiencia Nacional por una presunta vinculación a operaciones de terrorismo callejero en Vizcaya, junto a Juan Bautista Galdiz Salinas y Gorka Uribe Lekube. Hasta su entrega en el citado tribunbal, Rosales permanecía huído tras la operación contra la kale borroka realizada el 16 de octubre en Getxo (Vizcaya). El juez fijó para Rosales una fianza de 6000 euros para eludir la cárcel.