El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Pernando Barrena (d) y Patxi Urrutia (c)
El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Pernando Barrena (d) y Patxi Urrutia (c)

Detenidos en Navarra Pernando Barrena y Patxi Urrutia, miembros de la ilegalizada Batasuna

La Policía Nacional ha detenido hoy al portavoz de Batasuna Pernando Barrena y al miembro de la Mesa Nacional Patxi Urrutia, en relación con las diligencias abiertas por el juez Baltasar Garzón sobre

EP. MADRID
Actualizado:

La Policía Nacional ha detenido hoy al portavoz de Batasuna Pernando Barrena y al miembro de la Mesa Nacional Patxi Urrutia, en relación con las diligencias abiertas por el juez Baltasar Garzón sobre la nueva dirección de la formación ilegalizada, informaron fuentes jurídicas.

La detención se ha producido después de la participación de los dos dirigerentes del partido abertzale en una charla ofrecida el pasado sábado en la localidad de Pamplona sobre las negociaciones de Loyola, llevadas a cabo por el PNV, PSE y la propia Batasuna. Barrena, que fue detenido en Berriozar (Navarra), aseguró entonces que la izquierda abertzale estaría "con toda seguridad en las elecciones de marzo".

El juez mantiene abiertas unas diligencias en las que investiga a los nuevos integrantes de la Mesa Nacional de Batasuna que se activaron después de la detención el pasado el 4 de octubre en Segura (Guipúzcoa) de 16 miembros de la dirección de esta formación política y otras 7 personas relacionadas con la organización.

Entre ellos se encontraba el miembro de Coordinación de Navarra Francisco José Urrutia que fue puesto en libertad después de que losdetenidos prestaran declaración ante el juez y ahora ha vuelto a ser arrestado.

Barrena se encontraba hasta el momento en libertad bajo fianza imputado por un delito de integración en organización terrorista en el sumario en el que Garzón investiga la financiación de Batasuna a través de las herriko tabernas. Su participación en la mencionada rueda deprensa de Pamplona supondría por tanto una reiteración de este delito, agregaron las citadas fuentes.

DETENIDOS DE LA NUEVA MESA NACIONAL Con estas dos detenciones, un total de 19 de los 38 miembros de la nueva Mesa Nacional de Batasuna se encuentran en prisión y los 19 restantes permanecen en libertad. El primer miembro de Batasuna en ser encarcelado fue el portavoz de la formación, Arnaldo Otegi, que ingresó en prisión el 8 de junio después de que el Tribunal Supremo confirmara una condena de15 meses por enaltecimiento del terrorismo durante un acto de homenaje al etarra 'Argala'.

Otro de los portavoces de la formación 'abertzale', Joseba Alvarez, fue encarcelado el 5 de octubre por reincidir en el delito de pertenencia a organización terrorista e inducir a actos de terrorismo callejero en una manifestación convocada por Askatasuna el 11 de septiembre pasado en San Sebastián.

Tras la operación de Segura, ingresaron en prisión otros 13 miembros de la Mesa Nacional de Batasuna, entre ellos los responsables de Coordinación Nacional, Joseba Permach; Comunicación, Juan José Petrikorena; Relaciones Exteriores, Rufino Etxeberría; y el coordinador en Navarra, Juan Cruz Aldasoro.

Garzón también ordenó el ingreso en prisión de Imanol Iparraguirre, Joana Regueiro, Aner Petralanda, Asier Arraiz, Ane Lizarralde, Maite Díaz de Heredia, Mikel Zubimendi, Anjel María Elkano y Jon Garai.

Además de Urrutia dejó en libertad a otros dos miembros de la Mesa Nacional: Haizpea Abrisketa y Jean Claude Aguerre.

El 15 de octubre fue detenido el responsable de Institucional, Asier Imaz, que ingresó en prisión por orden de Garzón el día 18. La última detenida fue la responsable de Cultura y Deporte Marije Fullaondo, detenida el pasado 18 de diciembre.

Urrutia ya fue detenido el pasado mes de octubre en la operación policial desarrollada por orden del mismo magistrado en la localidad guipuzcoana de Segura, aunque días después quedó en libertad bajo fianza de 24.000 euros.

Garzón acusa a Barrena y a Urrutia de integración en organización terrorista por reiteración delictiva por seguir actuando en nombre de Batasuna a pesar de su ilegalización.