Detenidos dos jubilados de 67 y 68 años por haber cometido al menos una treintena de robos en oficinas de Barcelona

Uno de los jubilados entra en el portal, sube a la planta de la oficina que han escogido y espera....

Actualizado:

Uno de los jubilados entra en el portal, sube a la planta de la oficina que han escogido y espera. Cuando sale el último empleado y ya no queda nadie en su interior avisa a su compinche. Es entonces cuando aprovechan para robar a sus anchas, pero no contaban con que les estaban grabando. Las cámaras de un despacho han sido cruciales. En un año habían robado en 30 oficinas y al ser detenidos dijeron a los agentes que lo hacían porque no les llegaba la pensión. Pero Lo cierto es que llevaban un alto nivel de vida. Uno de ellos tiene una casa con piscina y además es coleccionista de piezas militares. Su excusa no ha colado y el juez les ha enviado a prisión.-Redacción-