Uno de «sin papeles» detenidos en las operaciones desarrolladas ayer.EFE

Detenidos en Canarias 226 inmigrantes en 12 horas, la mayor operación del año

En otra operación desarrollada en Tarifa la Guardia Civil interceptó una embarcación neumática en la que viajaban 71 magrebíes indocumentados

ABC
Actualizado:

SEVILLA/FUERTEVENTURA. Un total de 266 inmigrantes y 4 patrones han sido detenidos a su llegada a Canarias en nueve pateras, tres de ellas interceptadas en alta mar, en un periodo de doce horas, plazo en el que nunca se había alcanzado una cifra tan alta de detenidos. De hecho, esta detención es la más importante del año.

El escenario de las operaciones fueron las islas de Fuerteventura y Lanzarote, en la segunda de las cuales se localizó un grupo de nueve inmigrantes entre los cuales había una embarazada y otras dos mujeres, así como el hijo de una de éstas, menor de edad. Todos presentaban síntomas acusados de hipotermia, por lo que fueron trasladados desde el municipio de Teguise, donde se les halló, al Hospital General de Lanzarote, situado en Arrecife, donde se les sometió a revisión y se les dio luego el alta. Los restantes detenidos son en su mayoría varones y adultos que se encuentran en buen estado de salud.

Naufragio

También en la madrugada de ayer la Guardia Civil interceptó en aguas del Estrecho una embarcación con 71 indocumentados a bordo que intentaban acceder de forma clandestina a las costas de Tarifa (Cádiz). Desde el 1 de enero de 2002, hasta el 21 de octubre de este año, 12.455 inmigrantes fueron detenidos por intentar entrar de manera irregular en España a través de pateras. Muchos de éstos venían acompañados de niños. Es el caso de la mujer que murió en un naufragio en El Estrecho cuando intentaba llegar a la costa española acompañada de su hija de 2 años.

Tras meses de lucha, un guardia civil retirado y su mujer han logrado la custodia de esta niña nigeriana. Un juez ha declarado firme el auto por el que concedió al matrimonio la guarda de hecho de la pequeña. La pareja ha pedido al juez la nulidad del desamparo y la orden de ingreso en un centro decretado por la Junta de Andalucía. Fuentes del caso dijeron a Efe que la Junta ha dejado transcurrir los plazos legales sin oponerse a la decisión del juez de que la niña se quede con el matrimonio de Algeciras (Cádiz), pese a que en agosto pasado la Administración ordenó su ingreso en un centro de acogida, ante las sospechas de que el padre biológico, que se encuentra en España, había intentado venderla. El juez de primera instancia número 2 de Algeciras ha confirmado su auto de julio pasado, cuando consideró que se había producido una nueva «situación de hecho» recogida en el Código Civil en la que el «interés supremo de la menor» aconsejaba que permaneciese con la familia del guardia civil V.M.F..

Tras el naufragio en el que murió su madre, ocurrido en diciembre de 2000, la pequeña vivió durante varios meses en el albergue «Hermanos de la Cruz Blanca» de Algeciras en compañía de su padre. En octubre de 2001, éste fue a Madrid a buscar trabajo y dejó a la niña bajo custodia del fraile conocido como «Padre Patera» quien, ante la tardanza del progenitor, encargó la custodia de la niña al guardia civil, de 60 años, y su esposa. La permanencia de la niña con este matrimonio se dilucidará definitivamente el 24 de enero.