Detenido en Córdoba tras 183 kilómetros de persecución a 200 por hora por la A-4

PILAR GARCÍA-BAQUEROCÓRDOBA. Una persecución de película, al más puro estilo americano, fue la que se vivió la pasada madrugada a lo largo de 183 kilómetros por la Autovía de Andalucía, entre la

Actualizado:

PILAR GARCÍA-BAQUERO

CÓRDOBA. Una persecución de película, al más puro estilo americano, fue la que se vivió la pasada madrugada a lo largo de 183 kilómetros por la Autovía de Andalucía, entre la localidad de Pilas (Sevilla) y la Cuesta del Espino (Córdoba). Un Audi A-4, conducido por un hombre de 36 años bajo los efectos de estupefacientes, a más de 200 kilómetros por hora -fuentes policiales hablan que rozó los 250 con el acelerador a fondo- se saltaba a la torera el primer control policial en la localidad hispalense, y comenzaba la gesta.

Los agentes de la Guardia Civil de Pilas subieron a toda prisa al coche patrulla e intentaron dar alcance al Audi, que en su huida fue capaz de saltarse hasta dos dispositivos de control, en Sevilla y en Écija. La detención del individuo no se pudo realizar hasta su entrada en Córdoba, a 183 kilómetros de distancia de su punto de partida, tras un dispositivo en el que participaron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sevilla y la Policía Nacional de Córdoba. En su carrera y a su paso por Pilas estuvo a punto de atropellar a un guardia civil, que tuvo que tirarse al suelo para evitarlo.