Desarticulada una trama de corrupción en el Ayuntamiento socialista de Arrecife

Desarticulada una trama de corrupción en el Ayuntamiento socialista de Arrecife

S. GARCÍA / B. SAGASTUME | ARRECIFE / LAS PALMAS
Actualizado:

«Esto es gordo, muy gordo, puede ser una de las operaciones contra la corrupción más importantes de España», decía ayer en Arrecife alguien cercano a las investigaciones. Se trata del escándalo desatado en el Ayuntamiento de la capital de la isla canaria de Lanzarote, donde se han producido ya once detenciones, tras una jornada que comenzó con el registro del consistorio donde gobierna el PSOE en pacto con el Partido Independientes de Lanzarote (PIL), de Dimas Martín, que ayer también fue arrestado, así como su hija María Elena, jefa municipal de contrataciones.

Los delitos investigados se vinculan a la falsificación y la concesión irregular de licencias de obra. Según ha podido saber este periódico, las detenciones pueden proseguir en los próximos días, ya que se investiga a una treintena de personas con distinto grado de participación en la presunta trama, que podría tener ramificaciones fuera de las islas. El PSOE cuenta, de momento, con dos militantes detenidos, el jefe de la oficina técnica municipal, José Rafael Arrocha, y Segundo Rodríguez, ex alcalde de Tinajo y ex vicepresidente del Cabildo Insular.

Entre los detenidos también se encuentran varios de los miembros del núcleo duro de Dimas Martín, que ayer fue trasladado desde la cárcel de Tahíche -donde cumple condena de ocho años por malversación de fondos públicos y otros dos delitos- a su vivienda familiar para proceder al registro domiciliario con él delante.

El teniente de alcalde

Mientras tanto, se sigue investigando a otros responsables del Ayuntamiento. Hasta el momento, ha sido Ubaldo Becerra -teniente de alcalde, del PIL- el alto cargo con mayor responsabilidad dentro del Consistorio que ha sido apresado por orden del juez que coordina la operación.

La trama implica el movimiento de grandes cantidades de dinero y ha estado desde el principio en manos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

La llamada «Operación Unión» se había llevado hasta ayer en el más absoluto secreto, por las numerosas implicaciones que podrían derivarse de ella. A tal punto, que la propia delegada del Gobierno en Canarias, Carolina Darias, lo supo minutos antes de que se practicasen las primeras detenciones. Todo se precipitó cuando a primera hora de la mañana se detuvo a un intermediario, al encontrarlo in fraganti, con 100.000 euros en un maletín.

Eso desató la serie de detenciones que al cierre de esta edición llegaba hasta las once personas personas, incluyendo una empresaria y dos intermediarios. Los registros, según información recogida por ABC, continuarán entre hoy y mañana y la lista de detenidos se puede ampliar con un empresario con grandes negocios en la isla.