Delphi: experimentos con Coca cola

J. M.SEVILLA. Los cursos de formación que, bajo la tutela de la Junta de Andalucía, están realizando desde hace aproximadamente un año los antiguos trabajadores de Delphi, para facilitar su

Actualizado:

J. M.

SEVILLA. Los cursos de formación que, bajo la tutela de la Junta de Andalucía, están realizando desde hace aproximadamente un año los antiguos trabajadores de Delphi, para facilitar su recolocación en el mercado laboral, cuentan con un heterogéneo programa formativo, que incluye la realización de «experimentos» cuya utilidad práctica para encontrar empleo puede parecer discutible a primera vista.

Estos experimentos incluyen, entre otros, procedimientos como escribir en un folio con una tinta hecha de limón y agua, cuya escritura sólo se hace visible al ennegrecerse esta cuando se acerca la hoja a una fuente de calor. Este es uno de los ejemplos que un grupo de trabajadores de la antigua factoría de Delphi le ponía hace unos días al presidente del PP de Cádiz, José Loaiza, aunque no el único.

Otro experimento que realizan en los cursos de formación los aproximadamente 1.500 ex empleados de la fábrica de Delphi en Puerto Real tenía como objetos principales un globo y una botella de Coca-cola. En la práctica, los trabajadores debían abrir una botella de este refresco, colocar el globo en la boca del envase, agitarlo y ver cómo el globo se iba llenando por la acción del gas que contiene la bebida.

Los ex trabajadores de Delphi también relataron a Loaiza otro curioso experimento que necesitaba para su realización unas pelotas de ping-pong, lentejas y unas placas de hierro. Estos elementos se disponían sobre una bandeja, en la que se colocaban, en primer lugar, las pelotas de ping-pong, para cubrirlas posteriormente con las lentejas y, finalmente, depositar sobre su superficie las placas de metal. Al mover la bandeja, las placas se iban al fondo, mientras que las pelotas de ping-pong emergían a la superficie de las lentejas.

Junto a estos curiosos experimentos, los cursos de formación que siguen los 1.500 ex trabajadores de Delphi, de los que la Junta aún no ha recolocado ninguno -según el sindicato USO los 209 que tienen actualmente contrato de trabajo «lo han encontrado por su cuenta»-, también incluyen visitas a bodegas y zoológico, así como la exhibición de películas como «El increíble Hulk».

Visitas a bodegas y al zoo

La Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), que depende de la Consejería de Empleo, es la encargada de velar por el proceso formativo de estos trabajadores, cuyo objetivo no es otro que mejorar su cualificación personal que ayuda a su reinserción laboral. Para ello, la Junta ha invertido 35 millones de euros en este plan de formación.

Estos cursos formativos, que se vienen desarrollando desde hace aproximadamente un año, incluyen materias que van desde la prevención de riesgos laborales hasta los cursos de idiomas, pasando por conocimientos propios del sector industrial, como electrónica, mecánica, soldaduras...

Para estos módulos teóricos, según comunicaron ex trabajadores del Delphi al PP, la Faffe facilitó una serie numerosa de libros a los alumnos, que después los monitores de los cursos desecharon, a pesar del elevado gasto realizado en ellos por la Junta.

Esta formación teórica se completa con visitas a fábricas y centros de producción. Lo sorprendente, según ha denunciado el PP, es que muchos de estos centros tienen poco que ver con los sectores, como el aeronáutico o la automoción, para los que se está preparando a estos trabajadores.

Es el caso de las visitas que han realizado a las bodegas Sandeman de Jerez, el Museo de Astilleros, una almazara de Espera, una salina de San Fernando, las bodegas Hidalgo-La Gitana de Sanlúcar o el Zoo de Jerez. Estos desplazamientos se han combinado con la exhibición de películas como «El increíble Hulk».

Desde la Junta se han justificado estas visitas asegurando que la formación que se imparte a los ex trabajadores de Delphi es de «calidad». El propio consejero de Empleo, Antonio Fernández, calificó de básico que «junto a las jornadas teórica, se hagan visitas para ver la puesta en práctica de los conocimientos».

Fernández se refirió al caso concreto de la visita de los trabajadores al Zoo de Jerez, que consideró pertinente al estar un grupo de trabajadores formándose en materias medioambientales. Además, el consejero estimó conveniente la exhibición de películas, al emitirse estas en inglés, ya que «entre los contenidos formativos está el del perfeccionamiento del idioma». Sin embargo, trabajadores de Delphi afirman que las películas se han emitido en castellano y fuera del horario lectivo de inglés.