El exconcejal del PP en Majadahonda José Luis Peñas
El exconcejal del PP en Majadahonda José Luis Peñas - EFE

El delator de la Gürtel declara que el PP les pidió favorecer a las empresas que le financiaban

Peñas, quien grabó a Correa para luego denunciarle, niega que se quedara con dinero de la trama

Actualizado:

El delator de la trama Gürtel y exconcejal de Majadahonda, José Luis Peñas, ha declarado en el juicio que el Partido Popular nacional pidió favorecer a las empresas que le financiaban, aunque no las ha concretado. «Habían financiado la campaña del Partido Popular: eran empresas de construcción, no me dijo nada más. Salvo esa yo nunca he recibido ninguna incitación a hacer nada ilegal ni favorecer a nadie», ha expresado Peñas, quien ha explicado que el entonces alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, también acusado en el primer gran juicio a la trama, recibió esta petición a través de un fax.

Peñas, en su segunda jornada de interrogatorio, no ha sabido especificar si el escrito llegó desde el departamento de tesorería o el de gerencia del PP. El delator de la trama ha descrito a Ortega, quien todavía no ha declarado en la vista oral, como «alguien importante en Génova, alguien para llevar dinero y que se movía como quería. Su cargo era importante para acceder a cualquiera».

También ha explicado que el cauce para llevar dinero a Génova, algo que era necesario para mantenerse como alcalde según Peñas, no tenía por qué ser «un maletín o una caja de zapatos». Esta contrapartida podía consumarse financiando un mitin de campaña, por ejemplo, ha señalado a las preguntas de la fiscal Anticorrupción.

El delator de la trama, quien ha tenido un encontronazo con el cabecilla Francisco Correa en el receso de la vista, ha tratado de tirar abajo las acusaciones de la Fiscalía, quien pide para él seis años y cinco meses de cárcel a pesar de su actitud colaboradora. Peñas, quien aportó las grabaciones que destaparon el escándalo, se quedó con 32.000 euros de la trama corrupta, según el escrito del Ministerio Público.

Este miércoles, Peñas ha negado en la vista oral haber recibido ningún pago, aunque ha reconocido que los apuntes donde constan son reales. «Ese señor Peñas o Peña no soy yo. Nadie podrá probar que ese dinero ha llegado a mi jamás», ha asegurado el delator, quien ha dado entender que los fondos eran para un empresario de Sufi.

El delator también ha negado que el «pidiera cosas» a Correa, el capo de la Gürtel, a quien Peñas grabó durante dos años para luego denunciarle ante la Fiscalía. «Es él quien me pide cosas a mí», ha relatado Peñas, mientras el cabecilla de la trama gesticulaba en su asiento en el banquillo de los acusados y trataba de sugerir preguntas a su abogado. Correa, quien ha reconocido gran parte de las acusaciones que pesan sobre él, lamentó que Peñas le traicionase después de haberla otorgado un trabajo y un sueldo, cuando perdió todo al ser expulsado del PP de Majadahonda, según su versión.