Don Felipe saluda al personal del cuartel general de la OTAN en Mons (Bélgica)
Don Felipe saluda al personal del cuartel general de la OTAN en Mons (Bélgica) - EFE

El Rey defiende la Constitución que dio presencia a España en el mundo

Don Felipe visitó el nuevo cuartel de la OTAN e intervino ante el Consejo Atlántico

Corresponsal en BruselasActualizado:

En una mañana glacial y con los acordes de la Marcha Real interpretada por la banda de música de la Fuerza Aérea Belga, el Rey entró ayer en la nueva sede de la Alianza Atlántica en Bruselas, donde participó en la reunión de su órgano decisorio, el Consejo Atlántico. En su discurso, pronunciado íntegramente en inglés, recordó el compromiso de España con la OTAN, organización que defiende los principios democráticos que recoge nuestra Constitución, cuya reivindicación fue también uno de los ejes de sus palabras.

Don Felipe ha sido el primer Monarca que visita oficialmente la nueva sede de la Alianza Atlántica, donde además inauguró formalmente las instalaciones de la Representación Permanente de España. Después del almuerzo visitó también la sede del Cuartel General Aliado que se encuentra en Mons, en las próximidades de la frontera francesa.

En su discurso, el Rey recordó el «fuerte compromiso» de España como miembro tanto de la OTAN (desde 1992) como de la Unión Europea y su apoyo a una «ambiciosa Defensa europea» sin abandonar la perspectiva atlántica. «Como parte de este compromiso de reforzar la seguridad de Europa, España tiene la firme convicción de que los fuertes vínculos transatlánticos deben mantenerse. La solidaridad y la cohesión transatlánticas son fundamentales», indicó el Rey. Y al mismo tiempo, «Europa puede y debe asumir más responsabilidad en nuestra defensa y seguridad común. Todo esto en armonía», recalcó.

El Rey conoce bien la organización en la que ya pasó un tiempo de formación cuando era Príncipe. El Consejo Atlántico es el principal órgano decisorio de la OTAN y en él participan los representantes de los 29 países aliados presididos por el secretario general, el noruego Jens Stoltemberg. Como viene siendo una constante en la mayoría de sus discursos, Don Felipe reivindicó el valor de la Constitución, cuyo 40 aniversario también mencionó, diciendo que los mismos valores en cuya defensa se fundó la OTAN están también contenidos en la propia Carta Magna, que ha permitido a nuestro país «no solo establecer un avanzado marco democrático y plural de libertad y Estado de Derecho», sino también «volver a formar parte completamente de la comunidad internacional».

Don Felipe rindió un homenaje a los militares que han perdido la vida en operaciones de la OTAN, tanto en la ceremonia de bienvenida frente a las banderas de todos los países miembros como posteriormente en el discurso ante el Consejo Atlántico, en el que recordó que España ha estado presente en todas las operaciones de la Alianza.