La defensa del ex gerente del Suelo tilda la «Pretoria» de «comedia de enredos»

N. V. | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El abogado de Emili Mas, ex gerente del Instituto Catalán del Suelo de la Generalitat, calificó ayer la investigación de la «operación Pretoria» de «una especie de comedia de enredos con graves consecuencias» y confió en que la misma termine «lo más pronto posible». Tras la declaración de su cliente ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, el letrado Joan Castelló se mostró convencido de que «al final quedará todo aclarado».

Mas, que renunció el miércoles a su cargo y fue suspendido de militancia por el PSC después de que trascendiera su imputación, compareció durante apenas veinte minutos ante Garzón. Al igual que los cinco imputados del día anterior y los tres, que junto a Mas declararon hoy, Garzón dejó al ex gerente del Suelo en libertad sin medidas cautelares al no haberlas solicitado el fiscal Luis Pastor.

En su auto de imputación, Garzón describía la «fluida relación» de Emili Mas con el ex diputado del PSC y presunto cerebro de la trama, Luis García, «Luigi» en «cuestiones urbanísticas e inmobiliarias, muchas de ellas referentes a Santa Coloma de Gramanet».

Además, según el magistrado, Mas habría participado en varias conversaciones con «Luigi» -además del entonces alcalde Bartomeu Muñoz, el director de Servicios Municipales Pasqual Vela y el concejal Manuel Dobarco- de las que se desprende que el Ayuntamiento «habría modificado el destino de los fondos procedentes de subvenciones de la UE o empleado una suma menor a la declarada» justificando «el empleo irregular de dichos fondos europeos mediante la emisión de facturas falsas en una suma de 1.300.000 euros».

Junto con Mas, también fueron citados ayer en la Audiencia Nacional el ex alcalde de Sant Andrés de Llavaneras Víctor Ros (PP), el ex concejal socialista de esta localidad Antoni Jiménez y el consejero delegado de «Marina Badalona», Juan Felipe Ruiz. Todos ellos han coincidido en señalar que siempre actuaron en «en beneficio público».

Y si hace apenas dos días la «operación Pretoria» se cobraba ya varias «víctimas políticas» (con suspensiones de militancia y la destitución del ex gerente del Suelo por parte del gobierno catalán), ayer le tocó el turno al consejero delegado de la empresa pública «Marina Badalona». En un comunicado del Ayuntamiento de esa localidad se señala de que el alcalde había «solicitado» a Ruiz su dimisión tras conocerse su imputación, según informa Efe.