Juan Carlos Soler

Defensa crea un equipo para colar mujeres en Operaciones Especiales

Se trata de un primer grupo de especializadas en idiomas e Inteligencia sin tener el curso de OEs

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ministerio de Defensa ha creado un «Equipo de Capacidades Especiales», con un claro componente femenino, dentro del Mando de Operaciones Especiales (MOE). Esta unidad de élite del Ejército de Tierra, con base en Rabasa (Alicante), se compone de unos mil efectivos, también conocidos como los «boinas verdes» o «guerrilleros» españoles.

Según fuentes militares no oficiales, la decisión se ha tomado tras una sugerencia de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que tenía como objetivo comenzar a promocionar mujeres en esta unidad poco permeable a la presencia femenina a causa de las estrictas pruebas físicas y de combate del «Curso de Operaciones Especiales» que se debe superar.

Hasta ahora, una brigada diplomada en Operaciones Especiales ha sido una de las dos mujeres de cuadros de mando diplomada en Operaciones Especiales. Ella, que ya sirve como una más en el MOE, será una de las líderes de este nuevo «minigrupo» que tendrá militares que no han pasado el «Curso de Operaciones Especiales», algo que ha levantado ciertas críticas dentro de la unidad.

El principio de selección

«¿Por qué deben formar parte de una Unidad de Operaciones Especiales (UOE) mujeres sin la capacitación en Operaciones Especiales que se exige a cualquiera en un equipo?», se pregunta una de las fuentes consultadas por ABC. «Se tira por tierra el principio básico que sostiene la calidad de este tipo de unidades militares que es la selección», se critica.

No obstante, otras fuentes defienden la decisión que se justifica con el objetivo de que «se pueda realizar una aproximación acorde al género en labores de obtención de Inteligencia». Otras de las militares seleccionadas para la nueva «miniunidad» está especializadas en idiomas (árabe).

Son dos equipos con alrededor de una decena de mujeres, bajo el organigrama de la Unidad de Operaciones Especiales del grupo del cuartel general del MOE. Eso sí, solo la brigada mencionada tiene su merecida insignia del «Curso de Operaciones Especiales». El resto, no.

Precisamente, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, visitará hoy las instalaciones del Mando de Operaciones Especiales en Alicante para, entre otros asuntos, comprobar los trabajos realizados en la inclusión de las mujeres dentro de los «boinas verdes» del Ejército de Tierra.

En una visita en abril al cuartel de Rabasa, Robles ya manifestó como «relevante» potenciar el papel de las mujeres en Operaciones Especiales, algo que va «muy unido a lo que las misiones de Naciones Unidas han querido darles en situaciones de conflicto».

«Es una brigada absolutamente cualificada, pero queremos hacer una apuesta importante por mayor participación de las mujeres en estas misiones. Es una prioridad», dijo en aquella ocasión.

A lo largo de este año y medio de mandato, la ministra Robles ha hecho hincapié en la necesidad de incorporar más mujeres a las Fuerzas Armadas. «No podemos aceptar que sólo el 12% de los militares sean mujeres. Un porcentaje que, si bien es superior al existente en las Fuerzas Armadas de otros países, se encuentra estancado desde hace más de diez años y se antoja insuficiente», subrayó Robles durante su primera Comisión de Defensa en el Congreso de los Diputados el 27 de junio de 2018.

Ese día insistió en que una de las líneas de actuación de su Ministerio sería «una apuesta decidida por incentivar la participación de las mujeres en las Fuerzas Armadas. Hay que lograr que sea una profesión atractiva para las mujeres y promocionar activamente la importante labor y el buen hacer que desempeñan las mujeres militares en su día a día».

Primera general y CNI

Además, durante su mandato se ha nombrado por primera vez a una mujer como general en España: se trata de Patricia Ortega que ascendió el 12 de julio a general de Brigada del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos del Ejército de Tierra.

Otra de las decisiones tomadas bajo su mandato es la designación de modo «interino» de otra mujer al frente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, quien era «número 2» del general Félix Sanz Roldán.