Pablo Iglesias y Alberto Garzón
Pablo Iglesias y Alberto Garzón - EFE

IU debate si concurre a las elecciones generales con Podemos o en solitario

La organización que lidera Alberto Garzón se prepara para ambos escenarios

MadridActualizado:

La Coordinadora Federal de Izquierda Unida (IU) aprobará en su reunión de este sábado la celebración de primarias en el plazo de diez días para elegir a sus candidatos de las elecciones generales del 28 de abril, y también de una consulta a las bases para decidir si reeditan o no la confluencia con Podemos. No obstante, la organización ya ha comenzado a prepararse para ambos escenarios, según informan a Europa Press fuentes de la dirección.

En concreto, el que es el máximo órgano ejecutivo de dirección de IU votará este sábado dos reglamentos, en los que se detalla, por un lado, el proceso para celebrar primarias abiertas para confeccionar las listas al Congreso y al Senado y, por otro, el mecanismo para convocar a la vez un referéndum sobre la alianza con Podemos.

Ambos procesos se desarrollarán de forma paralela entre el 4 y 10 de marzo, y tienen como objetivo preparar a la organización para afrontar en las mejores condiciones las elecciones generales, tanto si finalmente deciden concurrir en solitario o con Podemos. De hecho, las fuentes consultadas confirman que ahora no descartan nada y que ya han comenzado a prepararse para ambos escenarios.

Los resultados tanto de la consulta como de las primarias se darán a conocer el día 12 de marzo, y se ratificarán en una Asamblea Político y Social -el máximo órgano de dirección-. El plazo para registrar coaliciones en la Junta Electoral acaba a las doce de la noche del 15 de marzo.

La pregunta que tendrán que responder los afiliados y simpatizantes de IU, según el reglamento al que ha tenido acceso Europa Press, es la siguiente: «¿Estás de acuerdo con que Izquierda Unida concurra en coalición electoral con Podemos, Equo y otras organizaciones políticas en las Elecciones Generales de 2019 en base al siguiente acuerdo?».

En dicha pregunta se hace referencia a un «acuerdo», de lo que se desprende también que Izquierda Unida cuenta con haber cerrado con Podemos algún tipo de pacto para avanzar esa posible alianza, que en partido morado daba por hecho el pasado viernes.

IU ha dado ya por perdidas las alianzas para las autonómicas en Asturias, Murcia y Navarra, y ve serias complicaciones para cerrar a tiempo otras, como las de Madrid, Aragón y Castilla y León, según confirmó la dirección federal. Tampoco da por seguro, aunque estaba ya bastante avanzando, el acuerdo para las europeas.

En este contexto, IU espera poder abordar cuanto antes con el partido de Pablo Iglesias los detalles para avanzar en la confluencia estatal, para reeditar la coalición Unidos Podemos que sellaron para las elecciones de 2016. Eso sí, avisa que no va a dejar de prepara una posible candidatura en solitario, en caso de que el acuerdo no sea posible o el partido morado quiera dilatar demasiado los tiempos.

En las pasadas generales, Iglesias y Garzón anunciaron la alianza, conocida ya como «el pacto de los botellines» -por la foto que ambos se hicieron mientras lo celebraban-, a cinco días de que se cerrara el plazo para registrar coaliciones, por lo que las negociaciones para el reparto de puestos se llevó a cabo de urgencia, y sin primarias conjuntas.

En 2016 Garzón ocupó el quinto puesto de la lista por Madrid, tras Iglesias, Montero, Errejón y la ahora exdirigente Carolina Bescansa. Además, IU acordó que su presencia en la listas se basaría en la proporción de 1 a 6, tomado como referencia una estimación de los escaños que habrían logrado en las generales del 2015 si hubiera concurrido juntos, y no por separado -unos 58 diputados, según sus cálculos-.