Cursos sindico-sexuales

D. P. | MADRID
Actualizado:

La ley del aborto aprobada ayer no se llama por casualidad de «Salud Sexual y Reproductiva». Forma parte de un plan más amplio para, como ya ha indicado en varias oportunidades el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, «subordinar los sistemas educativo y sanitario españoles a los intereses de una minoría que defiende una sexualidad sin responsabilidad y desvinculada de la posibilidad de la maternidad».

En definitiva, como denunció ayer la popular Carmen Dueñas en el Senado: «Zapatero quiere acabar con uno los pilares de la sociedad española como es la familia».

Y, según desvela Profesionales por la Ética, en ese trabajo el Gobierno no está solo, «cuenta con la colaboración de los dos sindicatos mayoritarios». Aseguran desde esta organización que «tanto UGT como CC.OO. actúan como una correa de transmisión de la ideología y las políticas más radicales del Gobierno».

Al respecto, acusan a ambos sindicatos de colaborar en el adoctrinamiento de la sociedad, entre otras formas, por medio de cursos de educación afectivo-sexual.

Señalan que UGT se dedica a impartir cursos presenciales y por internet (gratuitos para los asistentes, pero subvendionados por Educación) de formación afectivo-sexual desde la perspectiva de género para tratar, por ejemplo, sobre «las relaciones afectivo-sexuales desde la práctica en el aula como transversal al resto de didácticas» o sobre «la diversidad de orientaciones sexuales».

CC.OO. no se queda atrás. «Colabora -dicen desde Profesionales por la Ética- con «lobbies gays» como el gallego XEGA para hacer más visible en los centros educativos «la realidad homosexual, transexual y bisexual». O con el grupo COGAM para editar y distribuir entre el profesorado la Guía «Diferentes formas de amar»», panfleto en el que se recomienda a los profesores que «no presupongas la heterosexualidad de tus estudiantes; debes estar abierto a la idea de que cada alumno/a pueda ser o descubrirse heterosexual, bisexual u homosexual».