Declaran por segunda vez no culpable a una mujer acusada de matar a su marido
El jurado popular vuelve a declarar no culpable a Emiliana G.P. - EFE

Declaran por segunda vez no culpable a una mujer acusada de matar a su marido

Es el veredicto emitido por el jurado popular. Emiliana G.P. estaba acusada de matar a su marido clavándole un cuchillo de cocina en el domicilio que compartían en Argés (Toledo)

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El jurado popular, que desde este lunes, ha juzgado a Emiliana G.P., la mujer que ha sido enjuiciada por segunda vez acusada de matar a su marido clavándole un cuchillo de cocina en el domicilio que ambos compartían en Argés (Toledo) en mayo de 2006, ha declarado nuevamente a la procesada no culpable por unanimidad.

Este es el veredicto emitido por el jurado popular, compuesto por cinco mujeres y cuatro hombres, tras dos horas y media de deliberación. Emiliana G.P. fue absuelta en 2008, tanto por un jurado popular como por la Audiencia Provincial de Toledo de un delito de homicidio, aunque el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha anulara la sentencia.

Prueba pericial

En esta tercera jornada del juicio ha sido practicada la prueba pericial de la autopsia del fallecido, donde los médicos forenses han explicado que tanto la trayectoria de la herida como la profundidad de la misma confirman que la agresión se produjo con el cuchillo empuñado hacia abajo.

Del mismo modo, han confirmado que se produjo solamente una herida, que el apuñalamiento se realizó con firmeza y han descartado que hubiese sido compatible con un resbalón por el cual la acusada hubiera caído encima del fallecido.

Finalmente, ha sido la propia acusada la que ha tomado la palabra para afirmar que "nunca" negó lo que ocurrió y que siempre asumió su culpa en los hechos, aunque ha manifestado que se produjo "de manera inconsciente".

Emiliana ha dicho que si aguantó 28 años de malos tratos fue por sus hijos y, por último, se ha dirigido a los miembros del jurado para decirles que piensen en sus hijos y no en ella a la hora de emitir un veredicto porque "ir a la prisión es lo menos malo que me ha pasado en la vida".