El Gobierno asegura que las cuentas del Rey se ajustan a la austeridad del Estado

Era una de las quince preguntas registradas por los diputados de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) sobre la Casa del Rey

madrid Actualizado:

El Gobierno de Mariano Rajoy ha defendido que las cuentas que los Presupuestos Generales del Estado han destinado este ejercicio a la Casa del Rey se ajustan a los mismos criterios de austeridad del conjunto del Estado. Ésta es una de las cuatro respuestas que el Ejecutivo ha dado a la quincena de preguntas registradas por los diputados de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) sobre la Casa del Rey y que recoge Europa Press.

ERC quería conocer la forma en la que el Gobierno decide la cantidad que asigna a la Casa del Rey en las cuentas públicas, después de que este año el presupuesto con el que cuenta el Monarca y su Familia sólo haya sufrido un descenso del 2%, muy por debajo del recorte medio que se ha aplicado a los ministerios, en torno al 16%.

El Rey distribuye su dinero libremente

Frente a este interrogante, el Gobierno recalca que el presupuesto de Zarzuela «en gran medida» son gastos de personal y que, en este sentido, «se participa de los mismo criterios de austeridad del conjunto de los Presupuestos Generales del Estado».

En cualquier caso, pone de relieve el artículo de la Constitución según el cual el Rey recibe de los Presupuestos una cantidad global para el sostenimiento de su Familia, y Casa, cantidad que distribuye «libremente».

Los republicanos catalanes también querían saber los funcionarios que el Gobierno destina a las residencias de las que dispone la Familia Real al margen de las de Patrimonio del Estado. Sobre esta cuestión, el Gobierno aclara que proporciona a la Casa del Rey el asesoramiento «de cualquier naturaleza» y los apoyos que ésta solicite y que contribuyan a facilitar el cumplimiento de las misiones que tienen encomendadas.

La sanidad pública, igual para todos

Asimismo, y respecto a los «privilegios» que ERC denuncia que se da a la Familia Real cuando hace uso de la sanidad pública, el Gobierno se limita a recordar que la legislación establece que la asistencia sanitaria pública se extenderá «a toda la población española (...) y en condiciones de igualdad efectiva».

Por último, el Gobierno despacha en siete líneas toda la batería de preguntas de los independentistas catalanes sobre la inviolabilidad del Rey, las reformas que tiene previsto emprender para dotar de transparencia los sueldos y los bienes de la Familia Real o sobre la necesidad de establecer un régimen de incompatibilidades a sus miembros.

El Ejecutivo se niega a hacer valoraciones sobre asuntos ajenos a las facultades que le otorga la Constitución y resalta que, entre los compromisos asumidos por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, nunca se incluyeron las diferentes reformas normativas a las que aluden los republicanos catalanes con respecto a al jefe del Estado y la Casa del Rey.