Estado en el que ha quedado el autobús de Alsa tras colisionar contra un pilar de cemento el lunes
Estado en el que ha quedado el autobús de Alsa tras colisionar contra un pilar de cemento el lunes - EFE

Cuatro de los 15 heridos del accidente de Avilés siguen ingresados de gravedad

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, apunta a un «problema de salud» del conductor

MadridActualizado:

La Guardia Civil continúa la investigación para esclarecer las causas que provocaron e l accidente de autobús de la compañía Alsa en Avilés este lunes y que acabó con la vida de cinco de los más de 20 pasajeros. La clave ahora es determinar cómo el conductor del vehículo que cubría la línea Cudillero-Avilés-Gijón invadió el carril izquierdo, se saltó una barrera de conos que definía una zona de obras y se empotró contra uno de los pilares del viaducto que sobrepasa la AI-81.

La falta de marcas claras de frenada y el exceso de velocidad al que circulaba el autobús apuntan a que la principal teoría –sugerida también por Alsa en un comunicado emitido tras el siniestro– es que el chófer sufriera un desvanecimiento previo al choque que le hiciera perder el control hasta empotrarse contra la columna. Sin embargo, fuentes del Área de Tráfico de la Benemérita aseguran a ABC que la «gravedad» del accidente no permite adelantar ninguna hipótesis ya que los investigadores aun siguen recogiendo datos y estudiando «la trayectoria del vehículo y las marcas de la vía».

Cuatro de las quince personas heridas continúan aun ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, con pronóstico reservado. Se trata del chófer, O.L.M., de 40 años, y tres mujeres: M.M.A.B., de 62 años; L.E.I.M., de 56 y B.F.F., de 44.

Por otro lado, otros cuatro pacientes que a última hora del lunes permanecian internados en el Hospital Universitario San Agustín de Avilés fueron dados de alta a primera hora del día de ayer. Además, según fuentes de la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias, otras dos víctimas abandonaron los centros durante la jornada. Un hombre de 43 años, J.L.D., que permanecía en el HUCA en observación, así como una mujer, J.C.C., de 28 años, que ingresó en el Hospital de Cabueñes, en Gijón, con politraumatismos.

Asturias, de luto

El Principado de Asturias vivió ayer una jornada negra después del accidente, que consideran el más grave de las últimas décadas. Las banderas de la Plaza de España de Avilés lucieron a medio asta y cientos de personas permanecieron en silencio durante cinco minutos en homenaje a los fallecidos y a los heridos. La Delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, acudió a la concentración, donde sostuvo que el conductor sufrió una indisposición que no le permitió evitar la catástrofe, según recogió Europa press.

«Si hubiera tenido un despiste, hubiera tenido capacidad de reacción, porque los propios pivotes que fue arrastrando le hubiesen alertado, lo que indica que en ese momento haya sufrido un problema de salud, que le haya hecho perder el control del autobús», explicó Losa. «No lo puedo confirmar, pero la falta de reacción de él en ese tramo, indica que se sintió mal para reconducir el vehículo», continuó.

El presidente de Alsa en el Principado, Jacobo Cosmen, también estuvo presente en el homenaje junto a los avilesinos, donde aseguró a los medios que «aunque aun es muy temprano» para aclarar las causas del accidente la empresa está desde el primer momento a «disposición de los investigadores». Según Europa press, tanto la compañía como Cosmen confirmaron que el chófer había pasado el reconocimiento médico el pasado mes de abril sin complicaciones. «Ahora nuestra dedicación absoluta es estar al lado de los heridos y darles el apoyo necesario para que salgan adelante, al igual que acompañar en el duelo a los familiares de los fallecidos», expresó Cosmen.

Centenares de personas en silencio en la Plaza de España de Avilés en honor a las víctimas
Centenares de personas en silencio en la Plaza de España de Avilés en honor a las víctimas - EFE

También la alcaldesa de la ciudad, Mariví Monteserín, aprovechó la concentración para agradecer la solidaridad de todos trabajadores de los servicios públicos que se volcaron con el municipio en un día «tan triste».

«Alsa es un referente en seguridad vial»

El director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, defendió ayer el compromiso y la «obsesión» por la seguridad vial de Alsa, después del grave accidente de uno de sus autobuses en Áviles en el que murieron cinco personas y otras 15 resultaron heridas este lunes.

«La empresa Alsa es un referente en seguridad vial», aseveró el director, durante una rueda de prensa del organismo. Asimismo, Navarro no avanzó las causas que llevaron al chófer a perder el control del vehículo porque, según consideró, hay que esperar a que progrese la investigación que la Guardia Civil haga del accidente. Navarro, eso sí, insistió en la solvencia y trayectoria de la Alsa: «No es una empresa pirata, local o pequeña sino una de las más importantes en transporte de pasajeros».