«Cuando lo vea, lo mato»

TEXTO: E. SERNA FOTO: FRANCISCO PIEDRACÓRDOBA/RUTE. Por el frío pasillo donde se puede oler el dolor y sentir el sufrimiento que sale de las habitaciones de la UCI de Hematología del Reina Sofía de

Actualizado:

Por el frío pasillo donde se puede oler el dolor y sentir el sufrimiento que sale de las habitaciones de la UCI de Hematología del Reina Sofía de Córdoba se escuchó a primera hora de la mañana de ayer un grito desgarrador; «¡Como lo coja lo mato!». De esta forma respondió M.C.R.R., la joven de 16 años que la noche del martes pasado recibió dos tiros de su ex novio en Rute, al enterarse de la primera noticia matinal. Según fuentes consultadas por ABC en el entorno de la menor, los médicos acababan de comunicarle que arrastrará toda su vida una «paraplejia establecida» en las piernas.

«Tus piernas no volverán a caminar», le comunicaron los médicos a la menor. Ante esto, poco importa que también «haya perdido un riñón», siempre según las mismas fuentes, debido a la «trombósis de la arteria renal del órgano», que le provocó el impacto de una de las dos balas que alcanzaron su cuerpo.

Atendiendo al parte médico oficial,emitido por la Delegación de Gobierno en el día de ayer, a la chica se le practicaron pruebas para conocer el grado de afectación medular».

Por otras fuentes hospitalarias a las que ha tenido acceso ABC, se conoce las lesiones son muy graves, sobre todo las que afectan a la zona medular, ya que tiene cinco vértebras lumbares muy dañadas. Sobre todo, «la L2 y la L5 están totalmente estalladas», por lo que el presunto autor de los hechos podría ser también el causante de la paraplejia a la que esta chica estará condenada el resto de su vida.

«Cierra los ojos al mundo»

Sin embargo, «como reacción previa a la parálisis de las dos piernas», la joven tiroteada padeció durante el día de ayer «fuertes dolores en las extremidades inferiores» que tuvieron que ser paliados con medicamentos para tal dolencia. Paradójicamente, parece que la chica, «presenta una aparente calma», afirman en su entorno. «Cierra los ojos al mundo, como si no quisiera saber lo que pasa a su alrededor», declararon las mismas fuentes.

Al parecer, la chica desde que llegó al Reina Sofía «estuvo consciente en todo momento». Desde que la trasladaron del Hospital Infanta Margarita de Cabra, donde le realizaron una laparastomía (exploración del abdómen) hasta el día de ayer, «la chica ha consevado la lucidez suficiente para ser consciente de su estado». Al Reina Sofía, la joven ingresó a las 5,30 de la madrugada del martes al miércoles, al parecer, con un caso de «hemoperitoneo causado por la perforación del riñon», por el que presentaba sangre en el abdómen.

Su verdugo, que pocas horas después confesaba estar «arrepentido y afligido» pasó ayer a disposición judicial. El juez, según informó el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, dictó un auto de ingreso en prisión a la espera de que se celebre el juicio.

Manifestación de protesta

Por otra parte, más de 200 vecinos de Rute se manifestaron anoche por las calles del municipio como muestra de apoyo y solidaridad hacia la menor de 16 años que se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Reina Sofía de Córdoba, tras ser víctima de los disparos efectuados supuestamente por su ex novio de 23 años.

El alcalde de Rute, Francisco José Altamirano, informó de que la manifestación transcurrió con normalidad con la asistencia de más de 200 personas, en su mayoría vecinos de este municipio que se encuentra «conmocionado» ante los hechos, ocurridos en las proximidades de un centro de acogida de menores de la Junta de Andalucía.

La manifestación partió de las puertas del Ayuntamiento y transcurrió ante el centro de protección de menores, en la calle Pedro Gómez, donde estaba acogida la menor y ante cuya puerta fue donde el que había sido su novio hasta pocos días antes le disparó con una escopeta de caza, alcanzándola en el abdomen, a la altura del estómago, y en un muslo.

El primer edil de Rute señaló que el presunto autor de los hechos es una persona «conocida» en la vida social del municipio.