El fuego se propagó con gran virulencia desde los bajos por el hueco de la escalera - EFE | Vídeo: ATLAS

Críticas a los bomberos por un fuego en Badalona con tres muertos

Los vecinos denuncian que tardaron mucho en llegar al lugar, pero éstos lo niegan

Actualizado:

Víspera de Reyes trágica en Badalona (Barcelona). Tres personas resultaron muertas y una treintena heridas de diversa consideración, entre ellas un bebé en estado crítico, en un incendio declarado ayer a primera hora de la mañana en un edificio de diez plantas situado en el número 244 de la avenida Marquès de Mont-roig del popular barrio de Sant Roc de esta localidad.

El fuego se originó, por causas que aún se desconocen, en los bajos del inmueble cuando pasaban pocos minutos de las 09.00 horas. En poco tiempo, las llamas se propagaron con virulencia en sentido vertical por el hueco de la escalera, afectando a todas las plantas del edificio, que quedó envuelto de una densa humareda, causando el pánico entre los vecinos. Las tres víctimas mortales fueron sorprendidos por la lengua de fuego y humo en la octava y novena planta del bloque, dos de las más afectadas por el siniestro. Entre ellas, por ahora solo se ha identificado a una anciana de 92 años. Al cierre de esta edición se desconocían las otras identidades.

A pie del bloque, cuando aún el incendio no se había extinguido, el responsable de Emergencias de la Región Metropolitana Norte de los Bomberos de la Generalitat, Eduard Martínez, explicó que unos cuarenta efectivos (15 del parque de Bomberos de la Generalitat y otros 25 de Bomberos de Barcelona) trabajaron intensamente desde un primer momento en la extinción del fuego, que, finalmente, fue controlado sobre las once de la mañana y extinguido a las 13.44 h.

De la treintena de personas que resultaron heridas de diversa consideración, tres están graves. Se trata de dos adultos que al ser sorprendidos por las llamas se arrojaron al vacío y sufrieron heridas severas. No se teme por su vida. Más complicada es la situación de un bebé que, al cierre de esta edición, seguía en estado crítico. La criatura fue trasladada de urgencia al Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, al igual que otro de los otros dos heridos graves. El tercero se encuentra ingresado en el Hospital de Sant Pau de la capital catalana.

Del resto de heridos, en su mayoría de levedad, siete se encuentran en el Hospital Vall d’Hebron, en el Sant Pau (uno en estado grave), en el Hospital del Mar (cuatro leves), y en el Germans Trias i Pujol de Badalona (cuatro leves). Otras tres personas que resultaron afectadas por el fuego fueron atendidas «in situ» por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Los Bomberos de la Generalitat recibieron el aviso a las 09.09 horas y, según afirman, enviaron nueve dotaciones de inmediato al lugar del incendio. Las primeras, incluidas dos bombas y una autoescalera, llegaron a las 09.18 horas, según precisó un portavoz del Cuerpo a ABC. Vecinos del barrio de Sant Roc de Badalona denunciaron por contra la tardanza de los Bomberos y señalaron en declaraciones a los medios que uno de los vecinos estuvo 40 minutos esperando a que llegara una escalera para rescatarle.

«Chillidos de muerte»

Desplazado al lugar del incendio, el consejero de Interior, Miquel Buch. alegó que la respuesta de los equipos de emergencias se analizará cuando la situación esté normalizada, una vez se garantice la seguridad del edificio y se investiguen las causas del incendio y de su propagación. Buch no quiso replicar a las quejas de los vecinos sobre la falta de escaleras mecánicas. «El análisis de todo lo ocurrido se hará una vez la emergencia esté desactivada», insistió.

El relato de los vecinos apunta por contra en sentido contrario. «Solo llevaban una grúa con escalera mecánica, pese a que había vecinos intentando salir por la parte delantera y trasera del inmueble, de diez plantas», señalaron indignados los vecinos. «La gente gritaba, unos chillidos de muerte y nadie ayudaba. Que tardaran tanto los Bomberos no puede ser», exclamó una vecina, que aseguró que los equipos de emergencia llevaban inicialmente sólo una escalera mecánica, con la que evacuaron a algunos de los afectados. Con posterioridad llegó una segunda grúa, que aportaron los Bomberos de Barcelona. Antes de eso, varios afectados pudieron escapar de las llamas por sus propios medios, con una escalera de mano aportada por los vecinos.

Frente a esta versión, el jefe de emergencias de la Región Metropolitana Norte de los Bomberos de la Generalitat aseguró que, tras recibir la alerta por el incendio -a las 9.09 horas de la mañana- la salida y llegada de los efectivos fue «inmediata» desde los parques de referencia, en Badalona y Santa Coloma de Gramenet (Barcelona). En declaraciones a los periodistas, precisó que los Bomberos de la Generalitat activaron la autoescalera del parque de Badalona, que trabajó en la parte frontal del edificio, mientras los Bomberos de Barcelona intervieron con otra en la parte trasera del bloque de viviendas.

Okupas en los bajos

Al ser preguntado por las quejas de los vecinos sobre este supuesto retraso, el responsable de los Bomberos indicó que la salida y la llegada había sido «inmediata». Además, indicó que no le constaba que hubiera habido retraso en la llegada de la segunda escalera. Una vez controlado el incendio, los Bomberos investigan el origen de las llamas, que se iniciaron en la planta baja y se propagaron muy rápidamente de forma vertical, hasta llegar a la novena de las diez plantas del bloque. A preguntas de los periodistas, informa Efe, el alcalde evitó confirmar si, como denuncian algunos vecinos, en la planta baja del edificio, donde se inició el incendio, se habían instalado unos okupas.

Al lugar de los hechos también acudieron efectivos de los Mossos d’Esquadra y de la Policía Local, que cerraron el tráfico en las inmediaciones para facilitar las labores de evacuación y extinción. Como medida preventiva, los Bomberos desalojaron también los bloques colindantes con el edificio afectado por las llamas. Profesionales del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona se desplazaron al lugar para prestar atención psicológica a los familiares de las víctimas y heridos. Por su parte, el Sistema de Emergencias Médicas activó 14 unidades terrestres, dos de logística y a su equipo de psicólogos.

Protesta de los Bomberos

Según las valoraciones del técnico municipal y de los Bomberos, el edificio no sufrió una afectación estructural. No obstante, el Consistorio activó a sus servicios sociales para proporcionar alojamiento a los vecinos que lo requirieron, ya que cuatro de las viviendas quedaron totalmente afectadas por el fuego.

Los sucesos de Badalona, y también de La Llagosta, donde también murió una persona como consecuencia de un incendio doméstico, coinciden con la protesta convocada por los sindicatos de los Bomberos de la Generalitat, que llevan semanas sin cubrir horas extras como medida de presión para exigir mejoras en sus condiciones de trabajo, lo que ha provocado que algunos parques no pudieran abrir algunos días por falta de funcionarios.