Jaime García

Crisis en Podemos La Rioja: cero primarias, una dimisión y cinco «dedazos»

La Ejecutiva del partido configura unilateralmente y sin el aval de las bases el equipo técnico y la candidatura al parlamento riojano

MadridActualizado:

Las primarias que desde noviembre estaban paralizadas en Podemos La Rioja por una orden judicial nunca se celebrarán. La dirección nacional del partido ha elaborado esta semana la candidatura al Parlamento de La Rioja sin darle oportunidad a las bases de elegir a sus representantes. El proceso interno ha sido dinamitado y el sector crítico, sin representación en los primeros puestos de la lista, amenaza con impugnar a la cúpula. El remedio para intentar subsanar antes de las elecciones generales una de las peores crisis territoriales de Podemos está siendo mucho peor que la enfermedad.

Según explica la resolución del Consejo de Coordinación Estatal (CCE), publicada el sábado en la web del partido autonómico, la dirección nacional nombró directamente al equipo tecnico de La Rioja y confeccionó la candidatura al parlamento autonómico esgrimiendo que el adelanto electoral les obliga a agilizar los trámites. «Los tiempos marcados por la propia ley electoral y la imposibilidad de reanudar cualquier otro proceso han llevado a tomar la difícil pero responsable decisión de proponer una lista con la que Podemos pueda ejercer su derecho de presentarse a las elecciones», explican en un comunicado. «El CCE ha decidido resolver la conformación de la candidatura al Parlamento de La Rioja, que había quedado suspendida tras la apertura de un proceso judicial», continuan.

Las primarias de La Rioja se suspendieron por una demanda presentada por el portavoz del partido en la cámara regional y crítico con Iglesias, Germán Cantabrana. Después de haber sido apartado de la sucursal autonómica por una acusación de acoso laboral, que negó, Cantabrana se presentó a las primarias para ser cabeza de lista al Parlamento riojano. La formación desestimó su propuesta y le impidió participar. Cantabrana llevó entonces la situación a los tribunales y el juez ordenó paralizar el proceso como medida cautelar. El pasado día 25 de febrero, el Juzgado de Primera Instancia número seis de Logroño falló en contra de la dirección del partido por excluirle y le dio la razón al diputado riojano. La sentencia defiende, según recoge Efe, el derecho de Cantabrana a concurrir a un proceso interno que Iglesias ha decido hacer saltar por los aires.

Acusación de «dedazos»

Tras una reunión telemática el pasado viernes, la Ejecutiva del partido configuró una candidatura para las elecciones autonómicas encabezada por Raquel Romero Alonso y seguida de Kiko Garrido -hasta entonces secretario general de Podemos La Rioja-, Miriam González Blanco, Isabel Jiménez Valle y Raúl Pérez Núñez. Al sector crítico con Iglesias, sin embargo, no se les reservó ningún hueco. No en vano, en la elaboración de la lista participó el Iglesias y su núcleo duro: la número dos, Irene Montero; los coportavoces Noelia Vera y Pablo Echenque y el secretario de Comunicación, Juanma del Olmo, entre otros.

Cantabrana calificó el lunes la situación de «atentado a las esencias del partido» y «dedazo indignante e infame», según recogió Ep, durante una rueda de prensa con medios locales. El portavoz del portavoz parlamentario en La Rioja, además, añadió que sí había tiempo para realizar las primarias por lo que es un «ataque contra los inscritos e inscritas, y una burla flagrante contra la Justicia, ya que lo que dijo el juez era algo tajante: las primarias debían continuar e incluir a Germán Cantabrana». El sector crítico con la cúpula de Podemos y afín a Cantabrana reprocha además que se ha robado a la militancia la posibilidad de que puedan votar a los candidatos que quieren que les representen.

Por otro lado, el candidato a alcalde en las primarias de Podemos en Logroño, Enrique Cabezón, anunció ayer en Twitter que deja de ser inscrito al partido. «Ante los últimos sucesos acaecidos en Podemos La Rioja , que me parecen inadmisibles, he decidido darme de baja como inscrito de Podemos», expresó. «Esta no es la organización que me ilusionó y me da una pena enorme. Abrazos a las amigas y amigos que resistís ahí». Cabezón asegura que su proyecto es «incompatible» con repartirse en «los despachos» puestos o «parasitar y laminar» confluencias.