España y Rusia entierran la crisis de los espías

Exteriores da por «zanjada» la tensión tras la expulsión recíproca de diplomáticos bajo sospechas de espionaje

moscú Actualizado:

El Ministerio de Exteriores español (MAE) ha dado por “superada” la crisis que ha llevado a la expulsión recíproca de diplomáticos, a escasos días del inicio del llamado "año dual 2011", lleno de encuentros y celebraciones bilaterales entre los dos países. Contactados por ABC, los embajadores de España en Moscú y de Rusia en Madrid continúan sin querer hacer comentarios sobre los incidentes que han conducido a la llamada crisis de los espías.

“Hace un mes el Gobierno español invitó a dos diplomáticos rusos destacados en España a abandonar el país por desarrollar actividades incompatibles con su estatus”, dice el comunicado distribuido hoy por la Dirección General de Comunicación Exterior del MAE. La fórmula es la utilizada habitualmente para referirse a actividades de espionaje.

La misma nota asegura que la expulsión de dos diplomáticos españoles de la Embajada de Moscú fue comunicada el pasado día 24, y añade que es la “respuesta” de Rusia a la medida similar adoptada anteriormente por España. Las autoridades rusas han obrado aplicando “reciprocidad”, señalaba el despacho de Exteriores.

Diplomáticos por espías

Según las fuentes consultadas, la parte española ha pagado con la deportación de diplomáticos verdaderos destinados en la capital rusa, mientras que Rusia habría perdido dos espías destacados en Madrid. Según fuentes próximas a la Embajada española en Moscú, los afectados serían el consejero político, Ignacio Cartagena, y el responsable de asuntos administrativos, Borja Cortés-Bretón, como ha adelantado El País esta mañana.

En cualquier caso, según la Cancillería española, “ambos gobiernos consideran superado el incidente”, el más importante desde que los dos países restablecieran relaciones diplomáticas en 1977 tras un paréntesis de 38 años. Las dos legaciones trabajan ahora para “cubrir cuanto antes las vacantes”. Por el momento, el Ministerio de Exteriores ruso no ha dado a conocer ningún comunicado en relación con las expulsiones.

La ministra de Exteriores visitará Moscú el próximo 16 de enero

Madrid afirma también que, pese a lo sucedido, “se mantiene todo el programa del año dual 2011” (de España en Rusia y de Rusia en España), que incluye toda una serie de actividades de promoción mutua en las áreas económica, cultural, científica y educativa.

El año será abierto el próximo 16 de enero con motivo de la visita a Moscú de la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, que será recibida por su homólogo ruso, Serguéi Lavrov. Se espera que, durante el encuentro, se de por zanjada definitivamente la crisis.

Pero la inauguración oficial del año correrá a cargo de Sus Majestades los Reyes de España el próximo mes de febrero en San Petersburgo, viaje que está aún pendiente de confirmación oficial. El programa contempla además una visita a España del primer ministro ruso, Vladímir Putin, hacia la primavera, y otro en junio del Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para participar en el Foro Económico de San Petersburgo. No se descarta tampoco que se traslade a España el presidente ruso, Dmitri Medvédev.