Costa del Sol El glamour pervive

El glamour sobrevive en la Costa del Sol, a pesar de los escándalos urbanísticos de Marbella. Ni la detención de la plana mayor de la Alcaldía, ni el arresto de medio centenar de personas vinculadas

POR JOSÉ MARÍA CAMACHO
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El glamour sobrevive en la Costa del Sol, a pesar de los escándalos urbanísticos de Marbella. Ni la detención de la plana mayor de la Alcaldía, ni el arresto de medio centenar de personas vinculadas con el blanqueo de capitales pueden detener la locomotora de la economía andaluza, que tiene en el mar su más preciada joya. Los malagueños han convertido la costa en uno de los destinos turísticos más demandados del mundo. Y Málaga se asoma al mercado turístico mundial con una oferta que rompe el concepto de estacionalidad, el tradicional turismo de sol y playa, y se convierte en sede permanente del encanto, el ocio, la diversión y el descanso durante los doce meses del año.

La Costa del Sol es una sucesión de playas infinitas abrigadas por el sol, paisajes que la naturaleza ha esculpido a su capricho para sorprender al viajero y pueblos que contienen la historia de esta tierra enclavada al sur de Andalucía. Un lugar privilegiado, elegido por más de ocho millones de turistas para pasar sus vacaciones. El mayor patrimonio de la Costa del Sol sigue siendo su localización geográfica y la variedad de los diferentes paisajes que la conforman. Paisajes que conjugan el azul del mar con el verde de sus sierras y valles, el blanco de sus pueblos del interior y de sus cumbres nevadas del invierno y el amarillo intenso de su sol casi exclusivo en primavera, verano, otoño e invierno.

Reyes, príncipes, aristócratas, cantantes, actores, pintores, escritores y ciudadanos más o menos relevantes aparecen vinculados a la Costa del Sol a lo largo de las últimas décadas. Desde Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia, quienes paseaban a principio del pasado siglo por los manantiales del Rey, San José e Inca, hasta Julio Iglesias o Antonio Banderas, galardonados en los últimos tiempos por el municipio costasoleño. El alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, ha transformado el Molino de Inca en un modélico centro cultural, conservando el moderno baño que se construyó para uso exclusivo de Doña Victoria Eugenia, y que hoy se ha convertido en uno de los lugares más visitados de la Costa del Sol. Los jardines y los manantiales formaban ya entonces un balneario al que venían a hacer curas de reposo insignes personalidades y aristócratas de la vida nacional española.

En Torremolinos, que se ha convertido en una pequeña ONU junto al mar -allí están registrados ciudadanos de más de cien nacionalidades- estuvo también Pablo Ruiz Picasso, acompañado de su primera esposa Olga Koklova, madre de su hijo Pablo.

El primer desnudo integral de las playas españolas tuvo lugar en la Playa del Bajondillo, protagonizado por Gala y Salvador Dalí a finales de los años veinte. En 1956, el bikini de Brigitte Bardot fue el primero que se vio en España.

En 1964 comenzó el aluvión de personajes famosos del mundo del cine. Así, Frank Sinatra llegó a Torremolinos para protagonizar escenas de la película Von Ryan Express, de Mark Robson. Se alojó en el hotel Pez Espada, al igual que Anthony Quinn, que recaló en estas tierras acompañado de su esposa y dos hijos para rodar «Los Centuriones», con Claudia Cardinale y Alain Delon.

En 1967 se alojó en el Nautilus Boris Karloff, que a sus ochenta y tres años rodó la película «Coleccionista de cadáveres». En el hotel Pez Espada constan, además, las visitas de Sofía Loren y Carlo Ponti, Sean Connery, Don Juan de Borbón y el entonces Príncipe de Asturias y hoy Rey de España, Don Juan Carlos l.

La mayoría de personajes famosos que viven en la Costa del Sol no tienen intención de cambiar de aires, salvo la tonadillera Isabel Pantoja, quien ha anunciado ya que regresa a Madrid y vende su chalé La Pera, adquirido en abril de 2004. Allí fue detenido Julián Muñoz por la Policía el pasado mes de julio, acusado de los delitos de malversación de caudales y cohecho. La vivienda tiene 650 metros cuadrados y está situada en una de las urbanizaciones más lujosas de Marbella. La Pantoja quiere vender su chalé al precio de otras mansiones colindantes a la suya. Algunas superan los cuatro millones de euros, incluso llegan a los once millones. Según Theresa Bernabé, propietaria de la primera televisión por Internet dedicada a las más exclusivas propiedades, no ha decaído el interés por Marbella en los últimos meses y recibe oferta de clientes procedentes de países tan diversos como Japón, Finlandia o Estados Unidos.

Nuestro cantante más internacional, Julio Iglesias, ha anunciado que pronto aterrizará de nuevo por la Costa del Sol. Iglesias y Miranda, que esperan un hijo, pasan ahora unos días en Punta Cana.

También la pareja Antonio Banderas y Melanie Griffith es fija durante el verano y en otras épocas estivales. El actor malagueño está molesto con que los medios de comunicación hablen continuamente de su chalé ilegal que compró a la locutora Encarna Sánchez por mediación de Jesús Gil, ambos ya fallecidos. En su entorno se recuerda el derribo de la vivienda de Bertín Osborne en Jerez de la Frontera.

Otros rostros conocidos en Marbella son el ex presidente del Gobierno, José María Aznar; el ex lendakari del Gobierno vasco, José Antonio Ardanza; el ex ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, o el presidente de El Corte Ingles, Isidoro Álvarez.

También el príncipe Salman Bin Abdulaziz Al Saud, de Arabia Saudí, mantiene su palacio en plena la «milla de oro» y la residencia del rey Fahd. El hermano del fallecido presidente sirio Hafez al-Assad tiene tres propiedades en Marbella: una finca denominada La Máquina, un terreno frente al palacio del rey Fahd y los edificios Grey d'Albion y Benabola.

En la Costa del Sol Oriental, la zona más extrema de la provincia, emergen Nerja y Vélez Málaga, cuyos habitantes viven y laboran al abrigo de las Sierras de Tejeda y Almijara. El Rey Don Juan Carlos visitó el municipio veleño hace ya algunos años y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, veranea en Nerja, una perla pulida por el sol y el agua marina, con sus cuevas y su «Verano Azul», sus campos de caña, el Balcón de Europa y los enormes acantilados que la protegen y jalonan. También Victoria Abril es otra enamorada de la zona.

A pocos kilómetros de Marbella se encuentra Ronda, la cuna del toreo. Allí, el pasado se funde con el presente a cada instante. Es habitual ver a la duquesa de Alba o a los toreros Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez paseando por una ciudad que ha sido soñada y cantada por tantos poetas e intelectuales. Goytisolo, Alberti, García Lorca, Rilke, James Joyce, Juan Ramón Jiménez, Orson Welles y Borges, entre otros, cayeron rendidos ante su magia y su belleza. Lo mismo que las grandes fortunas de este país, que están invirtiendo grandes cantidades de dinero en Ronda y su entorno, cada día mejor comunicada, a un paso de Marbella y muy cerca de Sevilla y Málaga. Es una comarca, con parajes extraordinarios y cumbres que asombran por su grandeza y majestuosidad.