Nuevas grabaciones de Moncloa.com

Cospedal encargó a Villarejo que espiara a un hermano de Rubalcaba

Villarejo: «Rubalcaba es un estratega, un perfecto cabrón de los que si va perdiendo en el último momento te apuñala»

Actualizado:

Fue el segundo encargo de María Dolores de Cospedal al comisario José Manuel Villarejo, tras pedirle que espiara a Javier Arenas en septiembre de 2009. La entonces secretaria general del PP, a través de su marido Ignacio López del Hierro, encargó al policía en las mismas fechas que espiara a un hermano del ministro del Interior: «Y el segundo tema es el del hermano de Rubalcaba con (…)», a lo que Villarejo responde, interrumpiéndole: «Sí, con la chica esta y con Método 3».

Villarejo les había dicho que el ministro socialista estaba preocupado por las relaciones de su hermano Alejandro con la dueña de la agencia de detectives de Barcelona Método 3. «Estoy acojonao, macho», aseguró el policía que le confesó Rubalcaba en un aparte durante una entrega de despachos de comisarios. «Eso sí que es un punto débil que podéis utilizar», se jactó el comisario, según los nuevos audios desvelados por Moncloa.com.

Le explica que «la única solución, que no veo fácil, es hacer un rastreo, intentar con alguien de Telefónica, no sé qué teléfono tiene, la tipa esta de Método 3 (...)». le habla de un excomisario que era el jefe de seguridad de la empresa, pero le advierte que no se fía de él. «Es preferible que alguien de confianza del presi o algo así (...) que él haga un rastreo discreto de las llamadas y tienen que salir las llamadas si están enrollados mucho o poco y ahí están las llamadas del hermano (...)».

-Cospedal: «Te iba a preguntar por una empresa de la que me han hablado».

-Villarejo: «Método 3, una empresa de detectives de Barcelona».

-Cospedal: «Me lo comentó Ignacio, pero es que a mí me habían hablado de ella por otro tema, por eso te he preguntado por lo de Dragados y González».

-Villarejo: «Esa empresa investigó un tema del Canal».

-Cospedal: «Eso es lo que yo sabía».

-Villarejo: «Eso es así, eso es fetén».

-Cospedal: «Bueno porque el espiado sabe que ha sido esa empresa también».

-Villarejo: «Esta empresa la dueña es una argentina que es una choriza, yo la conozco hace veintitantos años, es una delincuente, el marido un cornudo... bueno una joya y esta tipa se ha enrollado al hermano de Rubalcaba y va utilizándolo como Juan Guerra...oye como no me des el contrato de no sé qué se lo digo al hermano de Rubalcaba o si no se lo digo a Rubalcaba... y el otro llama al hermano y están todas las noches de copas en el Pigmalión, que es un sitio de putas muy afamado aquí, ella también, ella paga las copas, no sé cómo se llama Lita no sé qué...».

Esta conversación tuvo lugar en la famosa cita de Génova (21 de julio de 2009). Las reuniones son las mismas que mantuvieron los tres implicados en relación a Arenas: hubo una inicial entre Del Hierro y Villarejo el 20 de julio de 2009; la de Génova con Cospedal, al día siguiente, y dos meses después el 21 de septiembre, los dos hombres hablan del segundo encargo que no se sabe si llegó a cumplirse. El dueño de Método 3, Francisco Marco, fue detenido cuatro años después al vincularlo con una trama de espionaje a políticos catalanes.

El argumento de Villarejo -que presume de su buena relación con Rubalcaba al que califica como «como un estratega, un perfecto cabrón de los que en el último momento si va perdiendo te apuñala»- es que Alejandro Pérez Rubalcaba es el punto flaco por el que se puede atacar al ministro del Interior. Y hace varias veces la comparación con Juan Guerra, el «hermanísimo» de Alfonso Guerra, vicepresidente de Felipe González. «Me contratas no sé qué como en su día Juan Guerra hablaba de su hermano, pues este igual habla de Alfredo... utiliza igual y claro está tremendamente preocupado con ese tema (...) porque eso le acojona», le cuenta a López del Hierro antes de hablar con su mujer.

En esas conversaciones tienen gran protagonismo las filtraciones que se están produciendo en prensa sobre las pesquisas de Gürtel. Villarejo cree que no son obra de Rubalcaba y llega a apuntar al secretario de Estado, Antonio Camacho. Del Hierro sostiene: «Creen que el instigador de todo es Bárcenas». Villarejo le responde con un alegato:»Alfredo no era partidario de esa línea dura, acuérdate de que cuando empiezan las primeras tensiones (...) y Félix Sanz Roldán habla con él el tipo baja la presión (...) porque es el más sensato, es la línea realmente pura del PSOE; todos estos son unos advenedizos, que pasan por aquí el Blanco, el Zapatero, pasarán como una mala racha acuérdate que el propio Felipe González es el primero que está acojonao y quiere quitárselos de enmedio, eso es línea radical troskista ... eso no es Alfredo, esto es demasiado evidente, se les ve el plumero a todos, desgasta mucho a todas las instituciones (...) el otro es mucho más sutil, más hijo de puta, más sibilino».

José Manuel Villarejo cumple hoy un año de prisión.