Coronado y Verdú vuelven a Antena 3 con un estreno a prueba de «Fuego»

SARA CAMPELO
Actualizado:

MADRID. Después de un cóctel de estrenos con desigual resultado ante la audiencia («London Street», «Ponte en mi lugar» y «Planeta Salvaje»), Antena 3 enciende esta noche la mecha de los estrenos de temporada con «Código Fuego» (22.00 horas), la primera serie de bomberos de la ficción española con la que la cadena ha puesto toda la carne en el asador. La serie, que supone la vuelta de José Coronado y Maribel Verdú a la cadena privada, está centrada en la vida de los integrantes de una dotación de bomberos con tres pilares argumentales: la actividad cotidiana dentro del parque, la acción para atajar los incendios y su vida personal.

Desde el mes de noviembre, Cartel se ha encargado de una mimada producción en la que no se ha escatimado ni en el capital humano -con más de cuarenta actores fijos- ni en los medios técnicos, con un plató de más de tres mil metros cuadrados, media docena de auténticos coches de bomberos para la producción diaria y un nutrido equipo de guionistas bajo la tutela de Miguel Ángel Díaz y Eva Lesmes, codirectores de la serie.

Con la acción más trepidante como aliada y unas tramas sacadas de la realidad, «Código Fuego» no deja ningún cabo suelto en lo que a documentación se refiere. «Contamos con el apoyo continuo del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que nos ha designado un asesor fijo que supervisa desde los guiones hasta las escenas de acción, además de incorporar un bombero de verdad a nuestro elenco de actores». Antonio Pozueco, productor ejecutivo de la serie se refiere al bombero Emilio Buale, que protagonizó en 1996 la película «Bwana», por la que consiguió una nominación a los premios Goya.

Una mujer en ascuas

En lo que se refiere a los actores, el equipo de «Código Fuego» se ha sometido a un curso acelerado sobre las técnicas de los bomberos además de entrenar continuamente para llevar a cabo las escenas de acción y soportar los más de veinte kilos que pesa la indumentaria completa de los bomberos. «En mi caso ha sido especial -comenta Maribel Verdú- ya que además de todo el trabajo de documentación de mis compañeros he tenido la oportunidad de conocer a fondo a cinco bomberas que me han hecho partícipe de la situación de una mujer en una profesión de hombres». Verdú, que no paseaba palmito por la pequeña pantalla desde 1998, agradece el personaje de la sargento Valdés. «Es mi primer papel dramático en televisión, donde sólo he hecho comedia. Llevo mucho tiempo rechazando proyectos de series en espera de algo que me llenase, como este caso».

El binomio Verdú-Coronado encuentra su punto de ebullición con un personaje antagónico al que da vida Ramón Langa. «El cabo Ortega es el malo de la serie -dentro de todo lo malo que puede ser un bombero-; es un rebelde, un indisciplinado y el tercero en discordia en este triángulo profesional».