El control de 'zulos' en Francia propicia la segunda operación en tres meses contra miembros de la banda

Por segunda vez en tres meses dos miembros de la banda terrorista ETA han sido detenidos en Francia cuando acudían a recoger material escondido en un 'zulo' que estaba bajo control de la Guardia

AGENCIASMADRID
Actualizado:

Por segunda vez en tres meses dos miembros de la banda terrorista ETA han sido detenidos en Francia cuando acudían a recoger material escondido en un 'zulo' que estaba bajo control de la Guardia Civil. El pasado 11 de octubre ya fueron arrestados en similares circunstancias los etarras Iurgi Mendinueta y Joanes Larrretxea en las proximidades de un escondite en Montpellier, que también se encontraba bajo vigilancia del Instituto Armado.

Fuentes de la lucha antiterrorista han resaltado que el hecho de que los etarras acudan a zulos 'quemados' pone de manifiesto las dificultades logísticas que está atravesando la banda terrorista, ya que en otros momentos de su historia inmediatamente abandonaban cualquier infraestructura de la que pudieran sospechar que podía estar vigilada.

Los dos arrestos se han producido en la localidad gala de Clermont Ferrand en el marco de una operación de la Guardia Civil. En concreto, han sido detenidos un hombre y una mujer, Iñaki Iribarren Galbete y Eider Uruburu Zabaleta, que iban armados cuando trataban de aproximarse a un escondite de la banda en una zona de monte de esta localidad gala. En este 'zulo' apenas había armas o material explosivo, aunque si una cantidad económica cercana a los 3.000 euros, si bien las Fuerzas de Seguridad continúan analizando la zona.

En la ultima operación similar desarrollada en octubre en Montpellier, la Guardia Civil controlaba desde agosto el 'zulo' al que se dirigían Mendinueta y Larretxea antes de ser arrestados. Aquel escondite era uno de los lugares controlados por el Instituto Armado a partir de la operación desarrollada en verano contra el entramado logístico de la banda y que se saldó con la detención del aparato de abastecimiento formado por Aitzol Etzaburu, Alberto Machaín y Andoni Sarasola en Saboya (Alpes franceses).

Esta intervención propició entre el mismo 19 y 26 de agosto la desarticulación de una quincena de escondites de la banda, todos ellos en territorio francés, en distintas localidades como Cabrerrolles, Ferrieres o Lacuane Les Bains, entre otras.

Varios zulos desmantelados

El primero fue localizado el 19 de agosto en Ferrieres, en el departamento de Altos Pirineos, a unos 40 kilómetros de la frontera española, en el que había más de cien kilos de explosivos.

El 20 de agosto fueron hallados dos escondites, uno en la localidad de Camplong, en el departamento de Hérault, y otro en Helette. En ellos se encontró gran cantidad de material electrónico para la fabricación de bombas lapa y herramientas para la fabricación de artefactos explosivos y documentación de la banda terrorista, entre otros efectos.

El 21 de agosto se hallaron otros cuatro zulos en el departamento mediterráneo de Hérault, en las localidades de Minerve, Ferrals-les-Montagnes, Plaussenus, y Lacoste, en los que se intervinieron 330 kilos de explosivos, bombas lapa, revólveres, cartuchos, cordón detonante y otros elementos para confeccionar explosivos.

El 24 de agosto se encontraron tres nuevos zulos en Pardailhan y en las proximidades de Minerve, ambos en Hérault, y en Montclar, en el departamento de Aveyron. En ellos había 209 kilos de nitrato amónico y placas de matrícula de vehículos. Al día siguiente se localizaron dos nuevos escondites, uno en Herault y otro en el departamento de Tarn.

El 26 de agosto descubrieron en Masaguel, en el sur de Francia, un nuevo escondite, con 18 kilos de explosivos, siete revólveres, una pistola, abundante munición y cordón detonante, entre otros efectos. El 27 de agosto hallaron otro zulo en la localidad de Rivières, en el departamento de Gard (sureste), donde encontraron un bidón con documentos de identidad españoles falsos, además de una radio, un receptor de televisión y un teléfono móvil.