Vea el vídeo - ABC Multimedia
Elecciones generales

Sánchez, de prometer elecciones «cuanto antes» a comprometerse a agotar la legislatura

El líder del PSOE afirmó en varias ocasiones que convocaría elecciones si prosperaba la moción de censura. Ahora, asentado en La Moncloa, asegura que agotará la legislatura

MadridActualizado:

Pedro Sánchez presentó la moción de censura asegurando que su Gobierno convocaría elecciones «cuanto antes». Sus principales colaboradores, José Luis Ábalos y Adriana Lastra, así lo manifestaron públicamente.

«Tras la moción de censura del PSOE contra Rajoy, las elecciones serían lo antes posible», llegó a decir el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento cuando trataban de ganarse el apoyo de Ciudadanos.

La vicesecretaria general del PSOE fue más allá al decir, después que Sánchez ganara la moción de censura, que el presidente no tenía previsto «agotar la legislatura» y que convocaría elecciones antes de 2020: acabar la legislatura, llegó a decir, «nunca» estuvo en la intención del nuevo presidente del Gobierno.

Pero una vez alcanzado el poder el compromiso del PSOE y del propio jefe del Ejecutivo ha quedado hecho cenizas. Primero se fue modulando, pero es ya definitivamente un compromiso olvidado. El presidente del Gobierno anunció anoche en TVE, en su primera entrevista tras acceder al cargo, que su «aspiración es agotar la legislatura» y «convocar las elecciones en el año 2020».

Sánchez explicó que su intención, tras ganar la moción de censura contra Mariano Rajoy, es «normalizar» la situación política e institucional del país «y luego convocar elecciones». Normalizar la vida política, según Sánchez, significa «gobernar con el Congreso y de la mano de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos y sacar adelante las leyes vetadas por el anterior Gobierno».

El presidente del Gobierno enterró así su primer compromiso como aspirante a la presidencia. En una intervención ante el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados en vísperas del debate de la moción, Sánchez se mostró dispuesto a alcanzar un acuerdo con las fuerzas políticas respecto al periodo de tiempo en que el PSOE se mantendría al frente del Gobierno antes de convocar comicios.

«Es el consenso que yo ofrezco a todos y cada uno de los 350 diputados y diputadas que estáis en las Cortes Generales. Un consenso en torno a la censura, un consenso en torno a qué entendemos por estabilidad y normalización de la vida política y un consenso necesario que se tiene que dar en torno a la convocatoria de elecciones», dijo.

En una intervención ante el Comité Federal del partido reiteró su intención de convocar elecciones tras garantizar «cierta estabilidad» en el país: «Moción de censura, estabilidad y elecciones para que los españoles decidan» era la hoja de ruta que marcó.

«No solo no contamos con los independentistas para gobernar sino que no aceptamos un Gobierno de España dependiente de los grupos independentistas», dijo, y luego insistió en que se puede negociar con Ciudadanos y Podemos porque hay un «espacio razonable» para el entendimiento con los dos partidos que desembocara en elecciones.

Asentado ya en La Moncloa, estas palabras no son más que promesas incumplidas.