Una de las placas del proyecto «Stolpersteine» en recuerdo a víctimas del nazismo
Una de las placas del proyecto «Stolpersteine» en recuerdo a víctimas del nazismo

El Consell de Mallorca recuerda a 20 víctimas del franquismo con placas ideadas para las víctimas del nazismo

El Ayuntamiento de Palma, por su parte, ha instalado 14 pequeños memoriales mortuorios en homenaje a los residentes que fueron deportados a campos de concentración alemanes en los años cuarenta

Actualizado:

El Consell de Mallorca, que preside el ecosoberanista de MÉS Miquel Ensenyat, está colocando estos días en distintos enclaves de la isla pequeñas placas mortuorias en recuerdo de 20 víctimas del franquismo. Las citadas placas son iguales a las que desde hace años se han ido instalando en distintos países de Europa en recuerdo de las víctimas del nazismo en el marco del proyecto denominado «Stolpersteine», puesto en marcha en 1992 por el artista alemán Gunter Demnig. La única diferencia será que las placas instaladas por el Consell de Mallorca serán de color plateado, en lugar del color dorado que hasta ahora se había utilizado siempre.

Por su parte, también el Ayuntamiento de Palma, en colaboración con el colegio Montesión, ha instalado este domingo en diferentes puntos de la ciudad pequeñas placas como las ideadas por Demnig. En el caso de esta iniciativa propia del consistorio palmesano, se ha querido rendir homenaje a 14 personas nacidas o residentes en la capital balear que en los años cuarenta fueron arrestadas y deportadas a distintos campos de concentración nazis. El acto ha finalizado en la Plaza de la Pescadería, con la presencia del alcalde de Palma, Antoni Noguera, y del concejal de Cultura, Llorenç Carrió, ambos de MÉS, acompañados por la cónsul alemana Sabine Lammers.

Las placas de Demnig, denominadas «piedras de la memoria», son piezas personalizadas que tienen siempre la forma de una pequeña losa mortuoria y que normalmente se colocan sobre el pavimento de las calles. En dichas placas constan inscripciones como «aquí vivió» o «aquí trabajó», seguidas del nombre de la víctima, su fecha de nacimiento, deportación o muerte. Hasta el momento, han sido instaladas más de 60.000 placas en homenaje a las víctimas del régimen nazi en un total de 1.800 ciudades de distintos países de Europa.

Iniciativas paralelas

La idea originaria había sido, inicialmente, sólo la de instalar las mencionadas placas en las calles de Palma en memoria de las víctimas del nazismo. Dicha idea partió del colegio Montesión, que se puso en contacto con el consistorio para hacerla realidad. La puesta en marcha de esta primera iniciativa fue anunciada por la corporación municipal en mayo de este año. Posteriormente, la asociación Memoria de Mallorca contactó también con Demnig, quien aceptó que su proyecto se ampliase a las víctimas del franquismo. Esta segunda iniciativa fue dada a conocer el pasado mes de agosto por el vicepresidente segundo y consejero de Participación Ciudadana del Consell de Mallorca, Jesús Jurado, de Podemos. En el caso de la institución insular, su iniciativa memorialística será pionera en toda España.

Cabe recordar que en ambas instituciones gobiernan en este mandato sendos tripartitos conformados por el PSOE, MÉS y Podemos. Como se ha señalado ya, a lo largo de este mes de diciembre el Consell de Mallorca instalará en distintos municipios de la isla 20 placas en memoria de otras tantas víctimas del franquismo, en concreto, 19 alcaldes republicanos y un presidente de la Diputación Provincial. Casi todos ellos fueron ejecutados en los inicios o en los primeros meses de la Guerra Civil. La primera «piedra de la memoria» por las víctimas del franquismo fue instalada ayer en el municipio de Porreres, en recuerdo del alcalde republicano Climent Garau.

Las dos últimas placas se colocarán el próximo martes en Palma, una frente al consistorio palmesano, en recuerdo del alcalde Emili Darder, y otra frente al Consell de Mallorca, en memoria del presidente de la Diputación Provincial Jaume Garcías.