El Congreso rechaza la propuesta de UPyD y el PP de disolver en bloque los ayuntamientos de ANV

EP | MADRID
Actualizado:

El PSOE, PNV, ERC-IU-ICV y CiU han rechazado en el Pleno del Congreso la pretensión de UPyD y del PP de iniciar un proceso de disolución en bloque de los 42 ayuntamientos gobernados por Acción Nacionalista Vasca (ANV), propuesta que sólo fue respaldada por UPN.

Durante el debate, los dos partidos mayoritarios se cruzaron acusaciones de utilización electoral de la política antiterrorista, poniendo de manifiesto las fisuras en la unidad de los partidos contra el terrorismo.

Rosa Díez defendió su propuesta alegando que "no es de derechas ni de izquierdas" sino que se trata de "corregir una situación que nunca debió producirse", a la vez que reprochó al Gobierno el retraso en aplicar la sentencia de ilegalización de ANV y el PCTV. "Pedimos que se actúe sin dilación y con diligencia --enfatizó--. No habría mayor irresponsabilidad que eludir la propia y no dejar actuar a quienes pueden hacerlo, en este caso los tribunales de justicia".

La diputada de UPyD acabó pidiendo a los diputados que, por encima de las consignas de sus partidos, apoyasen la disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV "para que la infamia no continúe".

"Que nadie nos pueda decir nunca, en un futuro, que cuando tuvimos la oportunidad no hicimos todo lo que estaba en nuestras manos", zanjó.

El PP respaldó la iniciativa añadiendo mediante una enmienda su propuesta de que, mientras se proceda a la disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV, se encargará a las diputaciones forales y al Gobierno navarro la gestión de las ayudas del Estado para esos municipios.

PP, por «coherencia e imperativo ético»

Federico Trillo, del PP, aseguró que su partido defiende la disolución de las corporaciones regidas por ANV "por coherencia democrática, por imperativo legal y por imperativo ético". Además, resaltó que es una iniciativa oportuna, salvo que se esté pensando en clave electoral: "¿Por qué no ahora? --se preguntó--. A ver si vamos a pensar que se utiliza el terrorismo de una u otra manera en clave electoral".

A su juicio, hoy existe este problema por haber perdido cuatro años con la política antiterrorista del Gobierno socialista y por haber demorado la ejecución de la sentencia de ilegalización. A partir de ahí, animó al PSOE a apoyar la disolución de todos los ayuntamientos de ANV para "demostrar a todos que la rectificación de su política de hace cuatro años es total y definitiva".

El portavoz de Interior del PSOE, Antonio Hernando, dijo sentir "aversión democrática" por la presencia de ANV en los ayuntamientos pero recalcó que el camino para desalojarles es la presentación de mociones de censura donde gobierna en minoría y extremar la vigilancia donde tiene mayoría absoluta para, caso por caso, proceder a su disolución siempre que haya pruebas suficientes.

El diputado socialista reprochó a UPyD y al PP haber presentado esta propuesta justo cuando se está "en el mejor momento de la lucha contra el terrorismo". "Parece que a algunos les escuecen los éxitos policiales", comentó.

Es más, censuró al PP haber registrado una iniciativa similar justo al día siguiente del último asesinato de ETA. "Huele tacticismo, a utilización pura y dura del terrorismo --aseveró--. Pensábamos que habían bajado del monte pero cuando tienen problemas para hacer oposición, siguen siempre el mismo camino".

«La negociación es parte del pasado», según el PSOE

Hernando pidió "confianza" en la actuación del Gobierno contra el terrorismo y negó intentos de negociación con la banda terrorista. "Es una desfachatez acusar al Gobierno de dejar la puerta abierta a la negociación --manifestó--. La negociación es parte del pasado y el único camino es la derrota de ETA".

En ese contexto, concluyó pidiendo lealtad a la oposición. "No rompan el consenso que tanto nos ha costado --dijo a los 'populares'--. En la lucha contra el terrorismo, ventajas y cálculos políticos, ni entonces ni ahora ni nunca".

Para el representante del PNV, Emilio Olabarria, la moción de Rosa Díez es "oportunista" y tiene por objeto "obtener réditos electorales por procedimientos sencillos". "Todo para conseguir réditos políticos en el sentido más bastardo", proclamó.

Pero además, considera que las propuestas de UPyD y del PP son "manifiestamente ilegales", pues pervierten la ley de Partidos Políticos y la jurisprudencia del Constitucional, y suponen un "insulto" para los demás partidos de esas corporaciones.

El secretario general de Esquerra Republicana (ERC), Joan Ridao, insistió en que la no condena de la violencia resta legitimidad a ANV pero no puede suponer la disolución de un ayuntamiento porque esa vía supone en la práctica ilegalizar ideas ya que se deja sin referente a una parte del electorado. "No se puede sentar a las fuerzas políticos en el banquillo de los acusados", agregó, aprovechando para lamentar el juicio contra el lehendakari y contra el PSE-EE por reunirse con Batasuna.

ERC quiere más dialogo

Según explicó, todos los presidentes del Gobierno se han sentado a negociar con ETA y considera que ahora "hay que volver a la Política con mayúsculas, que es el diálogo y la unidad con todas las fuerzas democráticas", no sólo con el PP. "No sólo hay que jugar por el centro, también hay que jugar por las bandas", sentenció.

También los nacionalistas catalanes optaron por votar en contra. Para Mercé Pigem, de CiU, hay una discrepancia sobre la aplicación de la ley de bases de régimen local y entiende las "razones de peso" del Gobierno para preferir las mociones de censura y las disoluciones puntuales, por lo que, al no haber unidad, su formación rechazó apoyar la iniciativa de PP y UPyD.

Coalición Canaria prefirió abstenerse lamentando la ruptura del consenso antiterrorista por primera vez en la legislatura y avisando de que cuando los partidos políticos están divididos, "el abertzalismo radical coge aire".