El diputado que plantó cara a la ofensiva del PSOE contra la Iglesia
El portavoz de UPN en el Congreso, Carlos Salvador - ABC
CONGRESO

El diputado que plantó cara a la ofensiva del PSOE contra la Iglesia

Tras presentar decenas de preguntas sobre la labor social de la institución católica, Carlos Salvador, portavoz de UPN, prepara una iniciativa para que el Parlamento se pronuncie contra los ataques que sufren los cristianos en otros países

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La ofensiva del PSOE contra la Iglesia Católica, que estrenó Alfredo Pérez Rubalcaba cuando se pronunció en contra de los Acuerdos con la Santa Sede y que ha tenido su continuación en la campaña contra las exenciones en el pago del IBI, ha encontrado en el Parlamento un diputado que le ha plantado cara. Carlos Salvador, de Unión del Pueblo Navarro (UPN) ha decidido emprender una contraofensiva a base de iniciativas parlamentarias.

Ya la pasada legislatura, Salvador fue uno de los diputados más activos del Congreso en contra de la ley del aborto libre que aprobó el Gobierno de Zapatero. Registró preguntas, interpeló a ministros e incluso al propio jefe del Ejecutivo en cada debate. Ahora, ha registrado una batería de preguntas sobre la labor de la Iglesia, para que quede perfectamente claro cuál es su labor social. Además, está trabajando en una Proposición No de Ley sobre los ataques que sufren los cristianos fuera de nuestras fronteras. En ella se pide al Gobierno que actúe para que se defiendan sus derechos.

«Yo tengo una visión en positivo de la Iglesia, pero soy un miembro pecador. No me considero defensor», explica el diputado a ABC. A su juicio, la campaña «teledirigida» por el PSOE contra la Iglesia Católica es tan sectárea, y está tan dirigida «a meter el dedo en el ojo» de esa Institución, que había una necesida de respuesta o «contraprogramación».

Labor de Cáritas

En realidad, Salvador quiere tener toda la información posible, porque piensa que así los argumentos de los socialistas contra la Iglesia caerán por su propio peso. Pregunta por el número total de iniciativas de la Iglesia que desarrollan actividades sociales, los centros que mantiene abiertos para labores asistenciales y caritativas, el presupuesto de Cáritas, sus labores y cuántos voluntarios moviliza. «¿El Gobierno conoce, aproximadamente, cuál sería el coste económico si hubiera que sustituir la actividad de todos los voluntarios no contratados laborales y que trabajan en Cáritas de forma totalmente desinteresada?»

Respecto al debate que ha abierto el PSOE sobre el IBI de la Iglesia, el diputado de UPN destaca que genera bienes que compensar, sobradamente, esa exención. E insiste en ese dato: cuánto nos costaría el trabajo de miles y miles de voluntarios que tiene la Iglesia Católica. Eso es lo que quiere saber, precisamente, con sus iniciativas parlamentarias.