El busto de Manuel Azaña no regresará al vestíbulo del Congreso
Un hombre pasa ante el busto del último presidente de la República, Manuel Azaña - efe

El busto de Manuel Azaña no regresará al vestíbulo del Congreso

Seguirá situado en una sala de una de las ampliaciones de la Cámara y no en el vestíbulo de Isabel II

Madrid Actualizado:

La Mesa del Congreso ha decidido mantener su decisión de que el busto del último presidente de la II República, Manuel Azaña, esté situado en una sala de una de las ampliaciones de la Cámara y no en el vestíbulo de Isabel II, como reclamaba IU.

Según fuentes de este órgano, la Mesa ha rechazado la solicitud de IU para que el busto volviera al citado vestíbulo, dentro del Palacio de las Cortes. Éste es el enésimo capítulo de la polémica que ha acompañado la instalación de la efigie en el Congreso desde que Izquierda Republicana donó la obra, a finales de la anterior legislatura, cuando el socialista José Bono presidía la Cámara Baja.

Izquierda Republicana donó la obra cuando José Bono presidía la Cámara Baja

Se instaló la escultura, obra del artista Evaristo Belloti, en un lugar destacado del Palacio de las Cortes, en el vestíbulo de Isabel II, llamado así por la gran estatua de esta reina que preside este salón situado tras las Puertas de los Leones.

Los casi 400 kilos que pesa la escultura y su peana se movieron, poco después a una sala de la segunda ampliación del Congreso, en una decisión que oficialmente se justificó por razones técnicas, aunque apenas estuvo 24 horas en aquel emplazamiento y Azaña volvió al vestíbulo de Isabel II tras las protestas del grupo socialista.

Recientemente, la Mesa del Congreso decidió moverlo otra vez a la sala conocida como Patio de Operaciones, que está en otra ampliación del Congreso, al otro lado de la Carrera de San Jerónimo. IU pidió al órgano rector de la Cámara que reconsiderara su decisión, pero la Mesa se ha mantenido en su postura y Azaña permanece en el mismo lugar, esperando la llegada de otra escultura, la del primer presidente de la II República, Niceto Alcalá Zamora, donada por el Ayuntamiento de Priego de Córdoba, su localidad natal.