Condenan a diez meses sin carné al alcalde cordobés que condujo ebrio

JESÚS PRIETOCÓRDOBA. Mateo Luna, alcalde de San Sebastián de los Ballesteros, fue condenado ayer a pagar una multa de 840 euros y a la retirada del carné por un periodo de diez meses, después de que

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

JESÚS PRIETO

CÓRDOBA. Mateo Luna, alcalde de San Sebastián de los Ballesteros, fue condenado ayer a pagar una multa de 840 euros y a la retirada del carné por un periodo de diez meses, después de que la jueza lo considerara culpable de un delito por conducción bajo los efectos del alcohol.

Además, en la misma sentencia dictada ayer se le obliga a pagar 240 euros como sanción por insultar a los efectivos de la Guardia Civil. La jueza considera probado que se dirigió a un miembro de la Benemérita llamándolo «chulo» y «prepotente».

El abogado de Luna, Enrique Paredes, dijo a ABC que el propio fiscal consideró que estas palabras fueron consecuencia del estado de embriaguez en que estaba y, por eso, «aunque no estábamos de acuerdo en que se le condenara también por esto, aceptamos para zanjar el asunto».

Enrique Paredes añadió que la Guardia Civil actuó aquella noche de modo negligente, puesto que sólo advirtió al alcalde de que no cogiera el coche «en lugar de inmovilizarlo y ponerle el cepo».

Los hechos sucedieron en la madrugada del domingo. Luna dio positivo en las pruebas de alcoholemia con una tasa que alcanzo los 0,79 e insultó a un agente por considerar que no le habían defendido cuando querían echarlo de un club de La Carlota.

Seis veces la tasa permitida

Por otro lado, efectivos de la Policía Local de Córdoba detuvieron durante la madrugadas de ayer a F. G. A. de 34 años, que conducía sin carné de conducir y que una vez efectuado el control de alcoholemia dio un resultado seis veces superior a la tasa permitida.

Según informó la Policía Local a través de un comunicado remitido a Ep, sobre la una de la madrugada de ayer se tuvo conocimiento de que un turismo había colisionado contra otros dos vehículos estacionados en la calle Abad de Rute en el barrio del Naranjo, en Córdoba y había proseguido su marcha.

Instantes después fue localizado por la patrulla, observándole síntomas evidentes de encontrarse bajo influencia de bebidas alcohólicas, por lo que una vez sometido a la prueba de alcoholemia, dio un resultado seis veces superior a la tasa permitida.