Condenado a dos años de prisión el ex edil del PP en Palma por malversar fondos públicos en clubes de alterne
Rodrigo de Santos confesó ser drogadicto en el juicio / ABC

Condenado a dos años de prisión el ex edil del PP en Palma por malversar fondos públicos en clubes de alterne

EP | PALMA DE MALLORCA
Actualizado:

El ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma de Mallorca Javier Rodrigo de Santos ha sido condenado a dos años de prisión y a cuatro de inhabilitación absoluta por un delito de malversación de fondos públicos en clubes de alterne y casas de masajes.

Así consta en la sentencia emitida hoy por el magistrado Carlos Izquierdo, presidente del tribunal del jurado que la pasada semana juzgó al ex concejal, en la que se tienen en cuenta las atenuantes de reparación del daño y de drogadicción, al considerar probado que reintegró a las arcas municipales más de 50.000 euros desviados y que en el momento de los hechos el ex edil era adicto a la cocaína.

El condenado, para quien el Ministerio Fiscal solicitaba tres años y seis meses de prisión y ocho de inhabilitación, deberá hacerse cargo de las costas procesales.

El ex concejal en el pasado mandato municipal (2003-2007) fue declarado culpable hace unos días por un jurado popular, que consideró probado el gasto en beneficio propio de dinero municipal entre los años 2006 y 2007, al tiempo que negó el indulto y solicitó que ingrese en prisión. Durante esos años, según la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma, realizó desembolsos con la tarjeta de crédito prevista para gastos de representación de la Empresa Municipal de Obras Públicas (EMOP) de Palma, de la que era presidente.

Estos desembolsos por valor de 51.377 euros se realizaron en los locales de alterne "Casa Alfredo" y "Prometeo" de Palma y en la sauna "Sabiano Gómez Serrano" de Madrid. Además, el ex edil gastó 1.825 euros en un hotel de Palma.

Ninguno de los cargos en los clubes de alterne fueron superiores a los 4.000 euros. El condenado declaró durante el juicio que el gasto realizado con la tarjeta de crédito lo destinó a comprar droga y no servicios sexuales. Sin embargo, el dueño del local "Casa Alfredo" negó que en su local se vendiera droga y mantuvo que los gastos del ex concejal se debían a que pasaba "horas y horas" en el local con diferentes jóvenes de compañía.

Cargos a una lavandería del dueño de un lupanar

El magistrado presidente del tribunal, Carlos Izquierdo, afirma que De Santos reintegró en marzo del año pasado a las arcas municipales 50.804 euros, cantidad que inicialmente la Fiscalía estimaba que utilizó. En su día, el ex edil remitió a la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, una carta en la que reconocía estos gastos y que los mismos se debían a un error, por lo que quedaba a su disposición para su devolución.

La sentencia considera probado que el condenado ha pedido públicamente perdón públicamente a través de los medios de comunicación por su comportamiento. De Santos, reconoce el dictamen judicial, era adicto a la cocaína en el momento de los hechos juzgados, circunstancia que "disminuía de forma no intensa su voluntad para reprimirse en la realización de las disposiciones de dinero público hechas en su propio beneficio".

La conclusión sobre la culpabilidad del acusado se basa en dos cuestiones probadas: el reconocimiento del ex edil de que empleó dinero público para comprar droga y favores sexuales, y las facturas emitidas por los clubes. Del total de dinero utilizado, 20.349 euros fueron facturados en 37 cargos a la "Lavandería Miele" de Palma, cuyo propietario es el dueño de "Casa Alfredo".

Al inicio del juicio, celebrado la pasada semana, de Santos declaró a los periodistas que es "consciente del fraude" en el que cayó "fruto solamente de una grave adicción" a la cocaína de la que no fue "capaz de poder salir". "Soy consciente del daño que hice al Ayuntamiento y a su imagen", aseguró.