Reunión de la Mesa de la Comisión de Justicia - EFE | Vídeo: El portavoz de Justicia de Ciudadanos, Ignacio Prendes, tilda la enmienda del PSOE de «fraude» (EP)

La Comisión de Justicia acepta la enmienda para burlar el Senado sin informe de los letrados

PSOE, PP y Ciudadanos se acusan entre sí de autoritarismos y prácticas bolivarianas

MadridActualizado:

La Mesa de la Comisión de Justicia ha dado luz verde a la polémica enmienda para reformar la ley de Estabilidad Presupuestaria evitando el veto del Senado introducida por el grupo socialista en una reforma de la ley del Poder Judicial que desarrolla parte del contenido del Pacto de Estado contra la violencia de género.

Este órgano se ha reunido esta mañana tras la sesión plenaria bajo la presidencia de la socialista Isabel Rodríguez, que junto a otro diputado socialista y el miembro de ERC tenían mayoría frente a los dos diputados del PP. Estas reuniones suelen ser rápidas, pero en esta ocasión se ha extendido en torno a una hora.

Y lo ha hecho sin que los letrados pudieran emitir un informe, como solicitaba el PP. «No se les ha dejado abrir la boca a los Letrados por petición de dos miembros de la Mesa de pedir informe», ha denunciado la portavoz del PP, Dolors Montserrat. La presidenta de la comisión, Isabel Rodríguez, ha negado que se les haya impedido hablar pero que no lo han hecho, y sí ha reconocido que se ha impedido que emitiesen un informe escrito: «Es lo habitual. Lo que se ha votado es que no necesitábamos un informe», ha dicho Rodríguez en rueda de prensa.

«Lo de hoy es un trámite absolutamente normal», ha justificado Rodríguez asegurando que los letrados «nos asisten y los requerimos ante un problema técnico» pero que en esta ocasión «teníamos criterio suficiente como para saber que se trataba de una enmienda que iba bien presentada».

En una comparecencia muy dura, Montserrat ha calificado el caso de «estafa, fraude y engaño», y ha acusado al PSOE de «eludir los trámites parlamentarios», lamentando que «se ha vuelto a aliar con los independentistas de ERC». Montserrat ha acusado a la Secretaría de Estado de Comunicación de haber enviado «actas reservadas y no públicas de la Mesa del Congreso» para justificar su posición en este caso. Un envío que efectivamente se ha producido y en el que el Gobierno se basa en un precedente de 2014.

Montserrat ha pedido explicaciones al Gobierno y lo ha acusado de tics totalitarios: «Estamos en un inicio de Venezuela». Desde Ciudadanos, Ignacio Prendes ha asegurado que son las exigencias de sus socios las que llevan al Gobierno «a cometer este auténtico fraude». Y ha confirmado que «en defensa de la institución y pidiendo que se repare este auténtico fraude» van a «recurrir ante la Mesa del Congreso». Exactamente lo mismo que va a hacer el PP.

Ahí reside el conflicto. El PSOE sostiene que es la Comisión de Justicia la competente ya en estos momentos y que Pastor «no tiene nada que decir», pero PP y Ciudadanos se amparan en el artículo 31 para asegurar que es la Mesa presidida por Ana Pastor la que puede ordenar todos los procedimientos. Será el martes cuando pueda haber una decisión al respecto.