Las clínicas abortivas piden a Sanidad que aclare «cómo» calcular las semanas legales

Según el presidente de la Asociación de Clínicas, es muy importante especificar qué se entiende por semanas de gestación para garantizar la seguridad del médico

SERVIMEDIA | MADRID
Actualizado:

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) pidió hoy al Ministerio de Sanidad que el reglamento que desarrolle la nueva Ley del Aborto aclare “cómo y a partir de cuándo” se calcularán las semanas de gestación en las que se establece el plazo permitido para abortar. Según explicó a Servimedia el presidente de ACAI, Santiago Barambio, desde el punto de vista jurídico es muy importante especificar qué se entiende por semanas de gestación a la hora de garantizar la seguridad del profesional médico.

"No es lo mismo si se empieza a contar a partir de la última regla; de la fecundación o del inicio de la gestación”, explicó, y el actual borrador “ni siquiera lo menciona”, agregó Barambio. Explicó que en la actualidad en España se toma como base la última regla, “pero es evidente que la mujer no se quedó embarazada ese mismo día”, y la Organización Mundial de la Salud establece en cambio que la gestación empieza al terminar el anidamiento (21 días después del primer día de la última regla), con lo que “antes no se puede considerar aborto”.\{BR\}En su opinión, esta indefinición abre un plazo de una o dos semanas que según como se interprete “puede convertir a un profesional médico en un delincuente”, por lo que “pedimos al Ministerio que, sea lo que sea, la nueva ley lo aclare”, subrayó. ACAI presentó ésta y otras peticiones al secretario general de Sanidad, José Martínez del Olmo, con quien mantuvo hoy una reunión sobre los borradores de reales decretos que desarrollan parcialmente la Ley de Salud Sexual y Reproductiva. Según Barambio, ha sido un encuentro “fructífero y cordial, en el que hemos aportado documentación sobre puntos que nos parecían conflictivos en el borrador, a partir de nuestros 25 años de experiencia”. Se refirió así a la necesidad de crear un sistema de codificación nacional para garantizar la confidencialidad de las mujeres, a fin de evitar duplicidades o códigos distintos para un mismo asunto. También quiso dejar constancia de que “nosotros aseguramos la confidencialidad de los documentos que manejamos, pero no de otros”, y pidió que cualquier profesional médico colegiado pueda emitir dictámenes sobre la salud de la madre o el feto. A su juicio, “no es necesario que ese médico deba trabajar en un centro acreditado”, y de hecho esto podría llegar a crear más confusión, apuntó. Por último, afirmó que ACAI está de acuerdo con la actual redacción legal relativa a las menores y recalcó que “nuestra preocupación son las mujeres y los profesionales, pero no hacemos política”. Ahora se encuentran a la espera de una respuesta del Ministerio, que, según Barambio, deberá llegar con cierta urgencia, puesto que la nueva ley entra en vigor el 5 de julio.