El expresidente autonómico Carles Puigdemont, de paseo en Schengen (Luxemburgo)
El expresidente autonómico Carles Puigdemont, de paseo en Schengen (Luxemburgo) - Efe

Ciudadanos recurre ante el TC la candidatura de Puigdemont a las elecciones europeas

El PP ya anunció este lunes que interpondrá un recurso de amparo y lo presentará esta misma tarde

MadridActualizado:

Ciudadanos (Cs) es contundente. Es «inadmisible» que un huido de la Justicia pueda presentarse a las elecciones europeas del próximo 26 de mayo y cobrar un sueldo público para representar al país que desprecia. Los de Albert Rivera se han decidido a dar el paso adelante y presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra la candidatura europea de Carles Puigdemont.

Los liberales ya recurrieron a la Junta Electoral Central su candidatura junto a las de Toni Comín y Clara Ponsatí, que les dio la razón y excluyó momentáneamente su participación en los comicios europeos, pero después se pronunció el Tribunal Supremo mostrándose partidario de permitirles concurrir a las elecciones, aunque remitiendo a los juzgados ordinarios para la toma de la decisión formal.

El lunes, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Madrid avaló la candidatura de Puigdemont y compañía y, mientras Cs recelaba, el presidente del PP, Pablo Casado, ya adelantó que su formación interpondrá un recurso de amparo ante el Constitucional. Sin embargo, los liberales les han tomado la delantera y han interpuesto primero el recurso, en una carrera que puede ser la primera de las muchas que habrá esta legislatura entres dos fuerzas que compiten por dominar el centro-derecha.

Fuentes del PP señalan que ellos ya tienen el recurso preparado y que lo presentarán esta misma tarde, informa Mariano Calleja. En cualquier caso, con uno o dos recursos, el Tribunal de Garantías deberá decidir definitivamente si procede que un fugado de la Justicia pueda competir por entrar en el Parlamento Europeo.

Desde Cs, más allá del hecho de que Puigdemont se encuentre huido de la Justicia tras su papel protagonista en el «procés», cargan contra la posibilidad de que alguien que denosta a España quiera representarla en el parlamentarismo europeo. «Es una vergüenza que los españoles tengan que pagar un sueldo con dinero público a Puigdemont después de haber dado un golpe de Estado», agregan desde la formación liberal.

En Génova inciden en que la presunta rebelión de Puigdemont no es la causa de su recurso —como tampoco lo es del de Cs—, sino la dificultad de que el expresidente autonómico ejerza de forma plena sus derechos políticos ante su «autoexclusión». Los populares invocan el primer apartado del artículo 68.5 de la Constitución, que requiere para ser elector y elegible encontrarse en pleno uso de esos derechos políticos. Con Puigdemont huido y situado fuera del marco jurídico español, eso es imposible.