Ciudadanos da portazo al PP y a una alianza para la Cámara Alta

La respuesta del partido naranja es negativa, al menos por lo que respecta a presentar candidatos comunes

Actualizado:

La fragmentación del voto en el espacio del centro-derecha y el sistema de elección en el Senado anticipan un severo retroceso en la Cámara Alta en detrimento de un PSOE al alza. Ante esta perspectiva, el PP está redoblando los ofrecimientos a Ciudadanos para articular listas conjuntas para garantizarse la mayoría.

La respuesta del partido naranja es negativa, al menos por lo que respecta a presentar candidatos comunes; si acaso, se abren a la posibilidad de articular acuerdo a «a posteriori» tras las elecciones del 28 de abril. Así lo aclaró ayer la cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas, que dejó claro que cualquier posible acuerdo sería después de esta cita electoral.

«Tenemos un proyecto propio, vamos a salir a ganar, vamos a ir a por todas y a defender nuestro proyecto. Después, ya se verán los acuerdos a los que se pueda llegar una vez que las elecciones se hayan celebrado», apuntó ayer desde Barcelona en respuesta al ofrecimiento directo que el día antes, también en la capital catalana, les hizo el líder de los populares.

El 155, en el aire

El miércoles, durante la presentación de Cayetana Álvarez de Toledo como cabeza de lista al Congreso por Barcelona, Casado volvió a tender la mano a Cs con «una alianza de senadores por España y la Constitución» para sumar más escaños en el Senado. Una alianza con Cs, añadió el popular, para «hacer cumplir la ley y la Constitución en Cataluña o, al menos, para impedir que cuando gobernemos en España, los socialistas, los comunistas e independentistas no tengan un contrapeso en el Senado», informa Efe. Una mayoría del centro-derecha en el Senado que, a tenor del juego de alianzas políticas actual, sería condición indispensable para la aprobación de una hipotética aplicación del artículo 155 en Cataluña.

Con todo, Casado aseguró que el PP «no pide nada porque le convenga o lo necesite; sale a ganar el partido con una mayoría suficiente para conseguir cambiar la dinámica destructiva del Gobierno de Sánchez». Ayer mismo, la propia vicesecretaria de Organización del PP, Marta González, también puntualizó que cualquier acuerdo al que se pueda llegar, con Ciudadanos u otro partido, será «a posteriori». Fuentes del partido consultadas por ABC precisan no obstante que van a intentar hasta el último minuto armar una alianza con el partido de Albert Rivera.

Sesgo mayoritario

El sesgo mayoritario en el sistema de elección hace que el primer partido en cada provincia se lleve normalmente tres de los cuatro senadores que se adjudican a cada una de ellas.

Con este sistema, y a partir de las la media de las encuestas del último mes, se estima que el PP pueda pasar de 128 a 72 senadores electos, mientras que el PSOE se haría con una cifra bastante mayor incluso que la que tienen ahora los populares. Tras elegirse por sufragio 208 senadores el 28 de abril, después de las elecciones autonómicas del 26 de mayo las doce cámaras regionales que ese día van a renovarse designarán a la parte que les corresponde de los 56 senadores, lo que reforzará o corregirá mayorías.