Hay malestar en mandos intermedios y militancia por los fichajes y nombramientos a dedo - ABC | Vídeo: Casado acusa a Ciudadanos de «instigar el transfuguismo» (ATLAS)

Ciudadanos elimina las primarias al Senado y agrava su crisis interna

Malestar en cuadros medios y militancia por los fichajes y los movimientos internos

BarcelonaActualizado:

Ciudadanos (Cs) no elegirá a los candidatos para las elecciones al Senado del próximo 28 de abril mediante el sistema de primarias. Los candidatos a la Cámara Alta de la formación liderada por Albert Rivera serán escogidos directamente por el Comité Ejecutivo, por el mismo sistema que se conformarán las listas por provincia al Congreso a partir del número dos. Esta decisión de la ejecutiva se basa en un informe de la Comisión de Garantías y Valores del partido y rompe con lo que había ocurrido en las elecciones generales de 2015, con la excepción de la cita electoral de 2016. La eliminación de las primarias para el Senado no ha sentado bien en cuadros medios de Cs, un malestar que se suma a algunas de las últimas decisiones adoptadas por el Comité Ejecutivo en relación a las listas electorales de abril y mayo.

Jesús Galiano, presidente de la Comisión de Garantías y Valores, confirmó, este jueves a ABC, que el partido no celebrará primarias para el Senado porque «no es preceptivo» y aseguró que la Comisión así se lo hizo llegar a la ejecutiva en un dictamen pedido a tal efecto. Según el dictamen, ni el artículo 41 de los Estatutos de Cs (que hace referencia a las candidaturas electorales), reformado en 2017, ni el reglamento del partido, aprobado por el Consejo General en la reunión del pasado 1 de febrero, recogen específicamente la celebración de primarias para la Cámara Alta. «No veíamos la necesidad de introducir este sistema de primarias, ya que no hay cabezas de lista para el Senado», añadió Galiano. Una posición que fuentes de la dirección, consultadas por este diario, reforzaron recordando que las listas al Senado son «abiertas y desbloqueadas».

Sin embargo, esta interpretación de los Estatutos y el reglamento se considera «restrictiva» por parte de algunos cuadros medios que consideran que, si bien no está detallado que se lleven a cabo primarias para la Cámara Alta, tampoco hay ninguna prohibición para ello por lo que la dirección debería haber adoptado una decisión abierta y a favor de la elección de los candidatos por parte de los militantes. Un sistema de primarias que Cs ya utilizó para la cita electoral de 2015 y que quedó en suspenso para las elecciones de 2016 al considerarlas una repetición de las celebradas un año antes.

Negociación con Bauzá

En cualquier caso, la supresión de las primarias alimenta el malestar creciente entre las bases y los cuadros medios con la dirección naranja, encargada de gestionar las listas de cara a las elecciones generales (28-A) y autonómicas, municipales y europeas (26 de mayo). Un malestar que se suma al creado por los fichajes y los movimientos que está haciendo el Comité Ejecutivo con la vista puesta en que Rivera obtenga el mejor resultado posible el 28-A, sin tener en cuenta las posibles consecuencias de la descapitalización de la formación o el desánimo creado.

A la disputa que se plantea en Castilla y León, entre Francisco Igea y Silvia Clemente, se sumará la posible llegada del expresidente del gobierno balear José Ramón Bauzá (PP), cuya negociación para su incorporación a Cs confirmó ayer Rivera.

Además, el traslado de Arrimadas a Madrid está produciendo una creciente desorientación en las filas del partido en Cataluña. Suena Lorena Roldán como sustituta, pero algunos diputados autonómicos no descartan a Carlos Carrizosa, que ayer, según ha sabido ABC, negó a sus compañeros que se incorpore a la lista al Congreso.