El único diputado de Ciudadanos en Melilla, Eduardo de Castro, ha sido proclamado este sábado presidente - EFE/ F. G Guerrero

Imbroda llama «traidor sin escrúpulos» a su sucesor en Melilla

El único diputado de Ciudadanos, Eduardo de Castro, ha sido proclamado este sábado presidente con los votos de Coalición por Melilla y PSOE

Actualizado:

El ya ex presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla y líder del PP, Juan José Imbroda, ha tachado a su sucesor en el cargo, Eduardo de Castro (Cs), de «traidor» y «sin vergüenza» por no haber respetado el acuerdo nacional entre el PP y Cs para que el propio Imbroda siguiera de presidente, al pertenecer a la fuerza más votada en las elecciones municipales y autonómicas del pasado 26 de mayo.

En declaraciones a los periodistas, Juan José Imbroda también ha avanzado que dejará el acta de diputado autonómica en la próxima sesión plenaria, algo que dijo «tenía pensado hacer dentro de un año», pero tras lo sucedido este sábado, en el que Cs le ha arrebatado la Presidencia de la Ciudad tras pactar con PSOE y Coalición por Melilla (CPM), ha decidido «adelantar» su marcha.

Imbroda, en cualquier caso, ha avanzado que trabajará para preparar una moción de censura a Eduardo de Castro al entender que se ha convertido «en un tránsfuga» dado que no ha cumplido con lo que le había consignado Cs a nivel nacional y espera, por tanto, que el PSOE nacional apoye esa moción de censura, dado que «los estatutos de los socialistas impiden gobernar con tránsfugas».

«Títere de Mustafa Aberchan»

El también presidente de los populares melillenses ha destacado que «el triunfador de hoy no es Melilla, es Mustafa Aberchan», el presidente del principal partido de la oposición CPM, clave para sumar los 13 votos necesarios para hacer a De Castro presidente de la Ciudad con sus ocho parlamentarios, junto con los cuatro del PSOE y uno de Cs.

Imbroda ha acusado a Eduardo de Castro de ser «un títere» del dirigente cepemista y le reprocha que «le haya entregado el Gobierno de Melilla a Mustafa Aberchán», un partido que considera «cuasi religioso», algo con lo que cree que no estarán de acuerdo los melillenses que votaron a Cs.

Este planteamiento le ha llevado a referirse de nuevo a su sucesor como «un traidor sin escrúpulos que retuerce la democracia» al convertirse en presidente de la Ciudad con un solo diputado y siendo la fuerza menos votada de las cinco con representación de la Asamblea, frente a los diez escaños del PP, y «apoyándose en partidos como CPM».