Actuación de los CDRs el pasado 1 de abril
Actuación de los CDRs el pasado 1 de abril

Los CDR: cinco sectoriales al servicio del secesionismo radical

La Esquerra Independentista tiene un organigrama estable y consolidado

MadridActualizado:

La Esquerra Independentista, con todas sus organizaciones, se ha convertido en la vanguardia del sector del secesionismo catalán que apuesta por la vía unilateral para conseguir la independencia. De hecho, la falta de un liderazgo sólido en el conjunto del movimiento nacionalista ha provocado que ANC y Òmnium Cultural hayan sido desplazadas por los jóvenes violentos de Arran y en los últimos tres meses por los Comités de Defensa de la República (CDR), que se nutren en buena medida de los anteriores.

La autoría intelectual de estos comités corresponde y es asumida por la Esquerra Independentista, actuando ésta como agente provocador de la radicalidad dentro de las movilizaciones que se realizan en Cataluña. En cualquier caso, los CDR son la novedad en esta estrategia que ya se había puesto en marcha antes aunque con menos éxito.

La Esquerra Independentista cuenta con una estructura estable y consolidada, distribuida en sectoriales. La razón de su existencia es que cada una de estas ramas tiene como misión intervenir en los distintos «frentes de lucha», como los denominan ellos mismos. Así, está la sectorial de Educación, a cuya vanguardia se encuentra el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC); la sociolaboral, donde opera la Coordinadora Obrera indical (COS); la antirrepresiva, en manos de Alerta Solidaria y la juvenil, al frente de la cual se encuentran los «cachorros» de Arran, que con sus asambleas logran actuar en la práctica totalidad del territorio catalán. Representan el mejor activo para garantizar el relevo generacional en el seno de Esquerra Independentista.

Apoyo a detenidos

Por su parte, Alerta Solidaria se encarga de prestar apoyo a los detenidos r esponsabilizándose de la formación, prevención e información de la militancia independentista. El sindicato estudiantil opera sobre todo en la universidad pública y exige una enseñanza pública, popular, en catalán, antipatriarcal y de calidad. Finalmente, la Coordinadora Obrera Sindical tiene por el momento una implantación escasa y por tanto su influencia en este movimiento es limitada.

Todas estas ramas responden de forma coordinada ante lo que se podría denominar como una «sectorial política», que es la encargada de lanzar consignas para una movilización popular coordinada y de salvaguardar los principios que deben regir la actividad de la Esquerra Independentista. La misma está formada por Endevant-OSAN y Poble Lliure, que son las dos organizaciones que conviven en el seno de la estructura nacional de las Candidaturas d’Unitat Popular, la CUP, que marca electoral del entramado secesionista más radical.

Sin duda, la organización que tiene más peso dentro de la sectorial política, y por tanto también dentro de la CUP, es Endevant, que tiene un gran peso en todos los órganos de decisión de esa coalición, pues procura contar con representación en todas las asambleas territoriales, locales y de barrio. Además de en el independentismo, es importante destacar que la Esquerra Independentista se mueve en la órbita del comunismo libertario.