Científicos españoles estudian los efectos ambientales del vaciado de los embalses

La presa de Enobieta, en Navarra, tiene sus días contados. Su vaciado ya ha comenzado y está...

Actualizado:

La presa de Enobieta, en Navarra, tiene sus días contados. Su vaciado ya ha comenzado y está previsto que termine entre finales de este verano y principios de otoño. Ahora a través de un proyecto impulsado por la Fundación BBVA, un equipo de científicos analiza los efectos ambientales de este proceso, que ocurre en uno de los parajes naturales mejor conservados de la cornisa cantábrica: el valle de Artikutza. Los investigadores analizan la biodiversidad del entorno. "En este momento tenemos unos invertebrados que sí son sensibles a la carencia de oxígeno, por ejemplo, y lo que queremos ver es si desaparecen o no a causa del vaciado del embalse, explica Aitor Larrañaga, profesor de Ecología en la Universidad del País Vasco. Los resultados del proyecto 'Desembalse' servirán para intentar minimizar el impacto medioambiental de procesos como este que seguro se repetirán a lo largo de nuestra geografía. España es uno de los países con mayor número de presas del mundo y muchas de ellas, como la de Enobieta, ya han completado su ciclo vital.-Redacción-