Los chantajes en el PP de Madrid

Si algo pone de relieve el vídeo de Cifuentes en el Eroski, cuidadosamente guardado durante años...

Actualizado:

Si algo pone de relieve el vídeo de Cifuentes en el Eroski, cuidadosamente guardado durante años y hecho público en el momento en el que más daño podía hacer, son las oscuras relaciones dentro de la política, en este caso, dentro del PP madrileño.15 años después, Simancas no sabe por qué dos de sus diputados cambiaron su voto a última hora.  Las sospechas de soborno aún en el aire: El Tamayazo, paradigma de lo que estaba por llegar.Guerras de clanes, relaciones de poder, espionajes mutuos, dosieres y filtraciones.Seguimientos a Cobo y Prada que se archivaron tras ocho años de instrucción, que González siempre ha negado.  Pero a él tb le siguieron.  Fue en Colombia, imágenes que han llevado años después a la pista del caso Lezo, pero que en su momento se atribuyeron a la guerra del PP nacional y regional por los contratos de la Gurtel.Filtración que coincidió en el tiempo con otro episodio oscuro: El chantaje del comisario Villarejo por el asunto del ático. Igual que ahora, era una grabación antigua que se utilizó en el momento adecuado para obligarle a dar un  paso atrás. Todos contra todos; Cifuentes contra González por el asunto del Canal de Isabel II, guerra de difamanción con Granados, que revela su relación sentimental, y también contra Aguirre al destapar las irregularidades en la ciudad de la justicia.Prácticas políticas que han acabado mostrando el momento más humillante en la sala de seguridad de un supermercado.Con toda esta munición... ¿Hasta que punto estos años, Cifuentes ha podido gobernar Madrid libre de extorsiones y chantajes?.