Una de las octavillas que repartía la juez de Vigilancia Penitenciaria en la ciudad de Lugo
Una de las octavillas que repartía la juez de Vigilancia Penitenciaria en la ciudad de Lugo

El CGPJ archiva sin sanción el caso de la juez pitonisa de Lugo

La Disciplinaria considera que la prueba que demostró que cobraba por echar las cartas, una cámara oculta, es ilícita

MadridActualizado:

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial ha acordado, por 4 votos a 3, archivar el expediente incoado por el promotor de la acción disciplinaria a la titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 3 de Galicia (con sede en Lugo), María Jesús García Pérez, por la supuesta comisión de una falta muy grave. La juez ejercía una actividad incompatible con el cargo judicial: echaba las cartas del tarot.

Los vocales han considerado por una ajustada mayoría que la prueba en la que se basaba la incoación del expediente era ilícita. Se trataba de una grabación con cámara oculta que periodistas del diario «El Progreso» realizaron en el domicilio de la magistrada. Haciéndose pasar por particulares, los redactores constataron que García cobraba por sus consultas.

El expediente disciplinario que abrió el promotor tenía su origen en la investigación iniciada en el TSJ de Galicia a raíz de un escrito del presidente de la Audiencia de Lugo en el que comunicaba que había tenido conocimiento de que la magistrada «de forma pública reparte octavillas publicitarias (...) anunciándose como tarotista y vidente con gran experiencia en echar cartas del tarot».

El Promotor de la Acción Disciplinaria solicitaba una sanción de seis meses de suspensión de funciones para la magistrada.