«El cerebro» del 11-M afirma que Zapatero «entiende a los árabes»

EFE/
Actualizado:

MILÁN. Rabei Osman El Sayed Ahmed, «Mohamed el Egipcio», considerado el «cerebro» de los atentados del 11-M y detenido en Italia, afirma que «Madrid es una lección para Europa, que se tiene que alejar de Estados Unidos», al tiempo que elogia el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, «por valorar a los árabes». El terrorista, que no descarta que en Italia se produzca un atentado similar al del 11-M, dijo que Silvio Berlusconi es «un dictador» y que su Gobierno «tendrá el mismo final que el de Aznar», por seguir «al perro americano», como llama a George Bush.

Estas manifestaciones de «El Egipio» fueron interceptadas por la Policía italiana el pasado 4 de junio, tres días antes de que fuera detenido en Milán, cuando hablaba con sus discípulos Yahía Mouad Mohamed Rajah, también arrestado, y un tal Mahmoud, un egipcio que llegó a Milán para buscar trabajo y que como se aprecia en la charla no estaba de acuerdo con él.

La conversación se produjo el mismo día en que el presidente de Estados Unidos visitó Roma. Jornadas antes, según dice «El Egipcio» a sus interlocutores, la Policía le sometió a un control. «Son unos esclavos, ya que ahora que llega el perro \ ponen en marcha controles que no sirven para nada, ya que si queremos golpear lo podemos hacer. La culpa es de Berlusconi, que es un gran dictador», dice el criminal.

«El Egipcio» agregó que todos los países que siguen a Estados Unidos «tendrán en mismo final que Aznar». Subrayó que tras los atentados de Madrid «todos los árabes y los españoles salieron a las plazas llamando asesino a Aznar». A lo largo de la conversación, el encarcelado tiene palabras de elogio para el presidente del Gobierno español ya que, en su opinión, «ha entendido inmediatamente el valor de los árabes y nada más llegar al poder ha abierto un diálogo».

Ese mismo día, pero en una segunda conversación con sus compinches, «El Egipcio» les informó de la existencia de un arma «en forma de secador de pelo», que «causa mucho daño a la salud». Agregó que cuando este artilugio, del que se desconocen más datos, comienza a echar aire caliente «aumenta la temperatura en varios grados, el cuerpo sufre convulsiones y se debilita».

«El Egipcio», en una conversación interceptada el pasado 26 de mayo y conocida el 8 de junio -un día después de su arresto-, confesó a Yahia Mouad Mohamed Rajah que el atentado de Madrid fue un proyecto suyo y que «los que han muerto mártires son mis queridísimos amigos».