TVE celebra el Día Mundial del Teatro con el pase de «La vida es sueño»El canal público sigue sin llegar a un acuerdo con el Inaem para la difusión teatral

Pese al estancamiento en que se encuentran las conversaciones entre TVE y el Inaem para el relanzamiento de la revista «Lo tuyo es puro teatro», la emisora estatal vuelve esta noche a realizar un gesto de aproximación hacia el mundo de la escena: La 2 programa «La vida es sueño», con un arriesgado montaje de Calixto Bieito, para celebrar el Día Mundial del Teatro.

MADRID. J. L.
Actualizado:

TVE vuelve a subir el telón, aunque en esta ocasión desde La 2 y para retransmitir uno de los últimos montajes de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. La emisora pública ha congelado la producción de nuevos «Estudio-1», seña de identidad que recuperó la pasada temporada y que este curso televisivo ha tenido muy escasa presencia en su programación; la última, con «Las amargas lágrimas de Petra von Kant», de Fassbinder, el pasado 30 de enero. Televisión Española dispone aún de un «Estudio-1» inédito, el último de esta segunda e incierta época del ciclo dramático, aún sin fecha de estreno. Se trata de una versión de «Calígula», de Albert Camus, realizada por Eloy de la Iglesia y protagonizada por Fernando Guillén Cuervo y Sancho Gracia.

JUEGO DE ESPEJOS

La pieza teatral que hoy ocupa la franja nocturna de La 2 es una producción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico realizada con motivo, el año pasado, del cuarto centenario del nacimiento de su autor, Pedro Calderón de la Barca. Roger Justafré, responsable de la producción televisiva, ha mezclado tres grabaciones distintas realizadas en el Teatro Romea de Barcelona. «Soy contrario a las retransmisiones puras y duras de los montajes teatrales; en este caso ha sido un reto interpretar esta obra desde mi punto de vista televisivo, aunque siempre respetando la labor de Bieito», señala Justafré.

Este singular montaje de «La vida es sueño» fue estrenado en Edimburgo y, tras pasar por escenarios de Londres y Nueva York, recaló en Barcelona, donde fue grabado para TVE, antes de llegar, en octubre del año pasado, a Madrid. Calixto Bieito introduce en la escena un gigantesco espejo, lo que establece un sugestivo juego de reflejos y una magistral metáfora: el Cielo reproduce lo que ocurre en la Tierra en un mundo simétrico. Para el director, la obra de Calderón es un cuento filosófico que, en sus más de 3.000 versos, desgrana la incertidumbre y la fragilidad de la condición humana.

«Me apasiona su profundo enfrentamiento entre la duda y la necesidad de creer, entre la alucinación y la realidad», dice Bieito, que recuerda que «La vida es sueño» está llena de imágenes que avasallan al espectador, maravillándole a través de la palabra hablada en boca del actor.

El director catalán ha construido su versión a partir de la segunda versión conocida de «La vida es sueño», la enviada a imprenta y llamada «la de Madrid», que interpretan Nuria Gallardo (Rosaura), Joaquín Notario (Segismundo), Boris Ruiz (Clarín), Carlos Álvarez (rey Basilio), Miquel Gelabert (marcial Clotaldo) y entre otros, Àngels Bassas (Estrella).