Casi cien familias se querellan por una estafa en la construcción de 350 viviendas en Estepona

El promotor nunca compró la parcela, no tenía avales bancarios, ni había licencia de obras porque no la solicitó

EFE
MÁLAGA Actualizado:

Casi un centenar de familias irlandesas e inglesas han interpuesto una querella por una presunta estafa y apropiación indebida relacionada con la construcción de 350 apartamentos en la zona de Arroyo Vaquero, en Estepona (Málaga), que finalmente no se ejecutó.

Los hechos se remontan a 2006, cuando la agencia inmobiliaria Ocean View Properties alcanzó un acuerdo de comercialización con la promotora Sun Golf Desarrollos Inmobiliarios SL por el que la primera se comprometía a captar a ahorradores británicos para invertir en esta promoción y la segunda se encargaba de construir los inmuebles. Sin embargo, cinco años después «no hay ni promoción, ni dinero» y el promotor, Ricardo Miranda, se ha desentendido, según el abogado Antonio Flores.

La denuncia ha sido presentada en los juzgados de Madrid, debido a que uno de los querellados tiene su residencia en la capital de España. Según Flores, se han captado, «probablemente, en torno a treinta millones de euros», de los que más de nueve millones y medio corresponderían a las familias que defiende este abogado, a través de lawbird.com, especializada en fraudes y estafas en la Costa del Sol.

Con la imagen de Alberto de Mónaco

«Hay personas que pagaron entre 70.000 y 80.000 euros y hay dos inversores que pagaron un millón de euros cada uno», ha añadido el letrado. Para el abogado, los hechos de la querella «son sangrantes», ya que el promotor «nunca compró la parcela, no tenía avales bancarios, ni había licencia de obras porque nunca la solicitó», por lo que «es una operación fantasma».

Este letrado cree que parte de la cantidad entregada por los inversores está en la República Dominicana, ya que «aquí también se perpetró presuntamente otra estafa relacionada con una promoción inmobiliaria similar a la de Estepona».

En este sentido, el abogado ha pedido la declaración testifical del príncipe Alberto de Mónaco para conocer su grado de implicación en el proyecto de la República Dominicana, ya que apoyó al promotor y prestó su imagen para atraer a más inversores.