Pablo Casado y su mujer, Isabel Torres, en la clausura de la Convención Nacional del PP - EFE | Vídeo: EP

Casado pide la vuelta de los votantes de Vox y Cs: «Menos Partido Popular es menos España»

«Cada voto menos para el PP es un paso más para los enemigos de la Nación», avisa en la Convención Nacional, donde ha presentado un decálogo de medidas para un futuro Gobierno

MadridActualizado:

La Convención Nacional del PP ha servido para el «rearme moral» de este partido, según han confesado a ABC fuentes de la dirección. Que les ha subido la autoestima y la moral es un hecho, pero además están convencidos de que se encuentran más fuertes para alcanzar su principal objetivo, acabar con el Gobierno «desnortado e inmoral» de Sánchez. El presidente del PP, Pablo Casado, ha clausurado la Convención con un discurso de Estado, de presidente, mirando sobre todo a España, pero con mensajes al centro derecha. Casado se ha dirigido a los antiguos votantes de Vox y Ciudadanos y les ha pedido la vuelta al PP: «Menos PP resulta ser menos España».

En la Convención, que ha terminado con el Himno nacional y todo el público puesto de pie, Casado ha defendido al PP como esa común de todo el espacio a la derecha del PSOE y ha advertido de que «cada voto menos para el PP es un paso más para los enemigos de la Nación». Aquellos que se fueron a buscar al PP fuera del PP ni lo han encontrado ni lo van a encontrar. Este el único PP, el verdadero». «No hay más PP que este. Muchos quieren imitarnos pero no les sale. Quien quiera que gobierne el PP tiene que votar al PP», ha exclamado.

El líder del PP ha defendido la historia del partido y ha subrayado que tanto Aznar como Rajoy han sido los mejores presidentes que ha tenido España.

En un discurso de corte muy liberal, Casado ha defendido los principios de siempre del PP, alejado del radicalismo: «Somos el partido de los moderados y reformistas, de los patriotas soñadores, somos la fuerza tranquila pero implacable frente a nacionalismos. Somos la casa común del centro derecha reformista liberal al servicio de España».

El líder del PP ha insistido en la necesidad de unir el voto del centro derecha con advertencias como esta: «No se puede unir España desuniendo el voto, hay que unir el voto para unir a los españoles de nuevo. Y solo podemos hacer lo nosotros».

El decálogo de Casado

En una Convención que se convocó para el «rearme ideológico» del PP, Casado ha subrayado un decálogo de medidas y principios que marcarán su proyecto político:

1. Recuperar la legalidad en Cataluña y aplicación inmediata del 155.

2. Revolución fiscal, con rebaja del IRPF y supresión del impuesto de sucesiones y donaciones en toda España.

3. Educación. Una ley para garantizar la libre elección de los padres del modelo educativo.

4. Defensa de la vida, con políticas de apoyo a las familias y la natalidad.

5. Reforma de la Administración, para hacerla más eficiente y transparente.

6. Cohesión territorial. El PP no cuestiona el modelo autonómico, pero pide que se aplique el pacto íntegro, con especial atención al principio de solidaridad y la igualdad de todos los españoles.

7. Reforma de la Justicia, y cambiar la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial, como establece la Constitución.

8. Compromiso inequívoco contra la violencia machista. Ampliar supuestos de la prisión permanente revisable. Inmigración responsable.

9. Política exterior, a la altura de la dimensión de España. Defender la soberanía española de Gibraltar.

10. Revolución tecnológica.

Clausura de la Convención

En esta jornada de clausura de la Convención han venido dos de los ausentes de las jornadas previas. Uno de ellos es el recién elegido presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, quien no pudo asistir a la inauguración porque acababa de tomar posesión de su cargo por la mañana. También ha llegado María Dolores de Cospedal, quien ha tenido una silla reservada durante toda la Convención. La exsecretaria ha entrado acompañada de la portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat.

El reeencuentro del PP ha sido así completo: Rajoy, Aznar, Santamaría y Cospedal han estado con Casado, aunque en días diferentes. A la entrada, algunos «sorayos» no han querido evitar sus dardos, más o menos envenenados, contra Aznar: «Ahora que todo el mundo se hace de Vox, va él y se hace del PP», ha comentado uno con cierta maldad.

También es cierto que aznaristas, como Esperanza Aguirre, han puesto por las nubes al expresidente. «Le ha mandado un mensaje para decirle que su discurso ha sido el mejor que ha pronunciado en su vida. Es-pec-ta-cu-lar», ha subrayado.

Aznar, precisamente, ha vuelto a la Convención un día después de su discurso. El nuevo flechazo entre el expresidente y este PP ha sido total. Eso sí, el «aplausómetro» ha sentenciado que Rajoy gana a Aznar, como se ha visto en la intensidad de los aplausos que han dedicado los populares a ambos cuando Pío García Escudero los ha citado.

En esta jornada de clausura han intervenido el presidente de Nuevas Generaciones, Diego Gago, el presidente del PP en Madrid, Pío García Escudero, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, este último por sorpresa, pues se había presentado a Casado. La orquesta, por cierto, le estaba recibiendo con la sintonía de «We are the champions».

En un ambiente de euforia generalizada, Casado ha tomado la palabra, con atril y discurso escrito, lo que era una novedad en él. Su gabinete quería darle un toque solemne para un discurso «de futuro presidente del Gobierno». Casado ha leído el discurso en una pantalla, y ha añadido alguna idea improvisada.