María Dolores de Cospedal y Pablo Casado, en una imagen de archivo - ABC | Vñideo: ATLAS

Casado evita apoyar a Cospedal por las grabaciones de Villarejo

Sectores del Partido Popular ven complicado el futuro de la ex secretaria general y creen que caerá por su propio peso

MadridActualizado:

La situación de María Dolores de Cospedal se complica, según se van conociendo las grabaciones del comisario Villarejo, en una reunión que mantuvo en 2009 con la entonces secretaria general del PP. En la dirección del PP se mueven con máxima prudencia, y Pablo Casado está evitando en todo momento un apoyo expreso a Cospedal, quien no ha acudido hoy al Pleno del Congreso. «Tampoco está la ministra de Justicia», han apuntado desde el PP.

Esta mañana, en el Congreso, Casado se ha «escapado» de los periodistas y ha entrado veloz en el hemiciclo. A la salida de la sesión de control, ha remitido a la rueda de prensa que ofrecerá mañana en Huelva. Casado lleva ya tres días evitando hablar de Cospedal, para no tener que darle su respaldo, ni para referirse a su complicada situación.

Desde la dirección del partido, Javier Maroto ha advertido que «a día de hoy» no ven una causa para que dimita.

Algunas fuentes del PP aseguran que, «aunque es injusto», Cospedal caerá por su propio peso. Lo que se ha visto esta mañana en el Pleno es la pesadilla de los populares. Otra vez, el PSOE vuelve a utilizar la corrupción, auténtico talón de Aquiles del PP, como principal arma explosiva contra los populares. Es un discurso correoso, que el PP quiere evitar en todo momento.

En público, Isabel García Tejerina, que forma parte de la dirección del partido, sí ha respaldado a Cospedal, como ayer lo hizo la portavoz del Grupo Popular, Dolors Montserrat. Los populares insisten en que «no ha mentido» sobre su relación con Villarejo, algo que sí hizo la ministra de Justicia.

También el exministro de Justicia Rafael Catalá, quien apoyó a Cospedal en las primarias del PP, ha subrayado que tendrá que ser la exsecretaria general quien dé diga a qué tipo de trabajos puntuales se referían en la conversación con Villarejo. Catalá sí ha recordado que en 2009 Villarejo era un comisario de Interior, cuando gobernaba el PSOE.

Fuentes del entorno de Casado han insistido en que más allá del futuro político de Cospedal, no existe ninguna preocupación por que este caso pueda afectan al presidente del PP. Subrayan que no puede haber cintas de Villarejo y Casado, porque nunca han tenido una reunión o conversación.