Ángeles de la Guardia. A la Guardia Civil y sus caidos, os admiramos, os necesitamos, en memoria de Raúl Centeno Bayón y Fernando Trapero Blázquez
Ángeles de la Guardia. A la Guardia Civil y sus caidos, os admiramos, os necesitamos, en memoria de Raúl Centeno Bayón y Fernando Trapero Blázquez - José Manuel Puebla

La carta para Macron de los padres de un guardia civil asesinado por ETA: «No hemos elegido ser víctimas»

Las víctimas muestran su rechazo por el acercamiento del terrorista Mikel Carrera Sarobe y piden explicaciones

MadridActualizado:

Los padres de uno de los Guardias Civiles asesinados en Capbreton en 2007, Raúl Centeno Bayón, enviaron una carta al presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron, a raíz del traslado del terrorista de ETA, Mikel Carrera Sarobe, que asesinó a su hijo junto a su compañero Fernando Trapero Blázquez.

José Centeno y Blanca Bayón comienzan su carta recordando al presidente de la República los crímenes y condenas del terrorista, y los que no ha ayudado a esclarecer. Incluso nombran al gendarme francés, Jean-Serge Nerin que también fue asesinado por Carrera Sarobe.

Continúan su misiva pidiendo que El Elíseo reconozca sus derechos humanos y que no premiara a terroristas. Las dos víctimas lanzaron varias preguntas a Macron: «Nos preguntamos si a la familia de D. Jean-Serge Nerin también les han preguntado qué opinan» y «¿Van a hacer lo mismo con los asesinos de los ataques contra Charlie Hebdo y la Sala Bataclan?»

El asesinato

En diciembre de 2007, uno de los terroristas de la banda armada de ETA, Mikel Carrera Sarobe, asesinó a sangre fría a dos guardias civiles en Capbreton. Raúl Centeno Bayón y Fernando Trapero Blázquez se encontraban en una misión de control de psoibles terroristas en la localidad francesa.

Tras haberse tomado un café y dos chocalates, comenzaron su trabajo y mientras esperaban órdenes sentados en su coche, Carrera Sarebo abrió la puerta del copiloto y les disparó a quemarropa.

Condenado a dos cadenas perpetuas por los dos asesinatos fue encarcelado en Francia a pasar mínimo 22 años encarcelado por sus crímenes. A mediados de mayo el Ejecutivo Francés decició trasladar al terrorsita preso a una cárcel mucho más cercana a la frontera española. Carrera Sarobe continúa cumpliendo condena en el centro penitenciario de Lannemezan a 230 kilómetros de San Sebastián.

La razón del traslado de este terrorista es que el propio asesino se amparó en sus derechos humanos, defendiendo que su familia, mujer, hijas y madre, «sufren» por tener que hacer muchos kilómetros para poder verle.

El dolor de unos padres

Los padres del Guardia Civil respondieron a la petición de traslado del asesino: «Alega que sus hijas, su mujer y su madre sufren por tener que hacer varios kilómetros para verle, a lo que yo le digo que nosotros, por su culpa, ya no podemos ver al nuestro. Además alega padecer esfuerzos psicológicos importantes, a lo que yo le digo que nosotros también los padecemos por su culpa. Esta situación la ha creado el mismo, por los asesinatos que ha cometido en países libres y democráticos y por ser un terrorista juzgado y condenado. Él ha elegido ser terrorista, nosotros no hemos elegido ser víctimas».

José Centeno y Blanca Bayón terminan su carta: «Consideramos que los ciudadanos franceses y españoles deben tener conocimiento de esta situación que a las víctimas del terrorismo nos hace tanto daño, moral y psicológico, y que tanto el Gobierno Francés como el Español».

Los dos padres querían que medios de comunicación franceses se hiciesen eco de esta carta dirigida a Emmanuel Macron, pero no han sido atendidos por los periodistas franceses.